All for Joomla All for Webmasters

LA REINA DEL SUR Y SUS EQUÍVOCOS VITALES

Por: Ángel Trejo/Analista político/Colaborador huésped

¡Ahora resulta que Kate del Castillo se dice victimizada por el gobierno de México porque según ella éste querría “destrozarla” después de que la descubrió asociándose con Joaquín Guzmán Loera alias El Chapo en un proyecto cinematográfico para filmar la vida delictiva de éste en Hollywood!

¿No será ella misma quien por jugar a la “reina del sur” y a amistar con el famoso narco sinaloense se entrampó en una historia boba y torpe, sino es que también en una posible asociación empresarial que eventualmente podría terminar en los tribunales judiciales de Estados Unidos y México?

la-reina-del-sur-norma-1--a

Los errores cometidos por la actriz mexicano-estadunidense son varios y de diversa índole. El primero y más notable, al parecer, es el de confundir su vocación de intérprete cinematográfica con el papel de Teresa Mendoza, la heroína de la novela televisada La Reina del Sur, de Arturo Pérez Reverte.

Todo parece indicar que se compenetró demasiado en este personaje y que éste terminó por inducirla a la aventura profesional y económica implicada en el proyecto de filmar la vida de El Chapo.

Estas rasgos sicológicos se asoman en los mensajes intercambiados con el narco, en los cuales Del Castillo se evidencia como una fanática del heroísmo delictivo que rodea al ambiente del narcotráfico, exhibiendo además la misma madurez emocional, intelectual, moral y cultural de una chava o chavo de 15 o 18 años que sueña con convertirse en narco para ser rico y poderoso.

Desde luego que las boberías que doña Kate dejó en sus intercambios “íntimos” con Guzmán Loera pueden revelar algo mucho más sincero que el mero coqueteo con un personaje público como éste y caer en el cálculo pragmático de una empresaria de tequila y eventual promotora de una película de éxito taquillera en Hollywood.

Ninguna de estas dos hipótesis se excluye de la otra y su combinación casa perfectamente tanto con el nivel artístico profesional que hasta ahora ha mostrado, como con el comportamiento grosero, oportunista y comercial que exhibió en su “affaire” con el capo sinaloense.

Es decir, este capítulo bochornoso ha logrado mostrar que doña Kate, además de no destacar como una gran actriz de cine, es una persona de nivel cultural bajo, emocionalmente inmadura y probablemente muy ambiciosa en cuestiones financieras.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…