All for Joomla All for Webmasters

Plácido Domingo no logró en Venezuela, el efecto esperado con Alma Llanera.

 

  • Por Deyanira Vivas 
AMN.- Hablar bien de un artista como Plácido Domingo, no es difícil ya que conocemos ampliamente su trayectoria como tenor; decir las cosas bonitas que ha logrado en el largo  andar de su carrera es además agradable, pero decir las fallas y errores que ha cometido, nos atraganta, no es fácil.  He aprendido que en la vida cuando quieres o admiras a alguien debes decirle a manera de critica constructiva esas fallas y esos errores cometidos para que no incurra en ello y por supuesto para que  crezca y  se  agigante más cada día.

¡Qué pasó!,  es la pregunta que nos hicimos los venezolanos que   escuchamos a don Plácido Domingo, con  Alma Llanera el 15 de septiembre recién llegadito a Caracas para su tan promocionado concierto, donde lo anunciaron como  “el rey de la opera”. Realmente, mutiló nuestro segundo himno, alguien le pasó la letra equivocada y  usted, en un intento por quedar bien se arrebató un poco y cantó  una letra distorsionada, sin sentido ni coherencia, que no causó el efecto que esperábamos los venezolanos, transmitió tristeza a nuestros corazones, nos lastimó, queríamos oírlo con la fuerza de su voz, transmitiendo esa hermosísima  joya musical, autóctona de Venezuela y América Latina, la cual ha recorrido el universo, dándose a conocer como un verdadero poema musical de nuestra tierra;  letra de Rafael Bolívar Coronado y Música de Pedro Elías Gutiérrez, ambos venezolanos.

Don Plácido, agradecemos su amabilidad con nuestro presidente Hugo Chávez y  palabras para “El Gran Dudamel” y sus muchachos de la Sinfónica Juvenil, porque usted sabe lo que es bueno y es una honra su concepto emitido.

Granada es una pieza española que me gusta como la interpreta,  se que la  siente porque es español de nacimiento; aunque esta es una obra de Agustín Lara, compositor mexicano. Pero también imagino  que cuando usted  se aprende un tema universal,  lo analiza para entenderlo e interpretarlo y así transmitirlo al soberano que merece respeto.

Bueno unas son de cal y otras de arena, pero en el camino nunca terminamos de aprender. Suerte maestro. -04168223758, socia de SACVEN No. 9353

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…