CARTAS A EUFEMIA.

CARTAS A EUFEMIA.

AMN-. ♫ Cuando recibas esta carta sin razón, Eufemia, Ya sabrás que entre nosotros todo terminó. ♫

Eso dice una de las cartas enviadas al presidente de la república y ojalá que no sean como las cartas a Eufemia.

Lic. Andrés Manuel López Obrador:
Presidente de la República Mexicana.

Soy un ciudadano mexicano por nacimiento, pensante y con todos los derechos y obligaciones que la Constitución me otorga. Soy un ciudadano mexicano que desea ver un país mejor, no el país que día a día se va deteriorando.
A usted, se le confirió una gran responsabilidad, una gran encomienda llamada México. No le dimos la oportunidad de tener un negocio propio, ni un negocio familiar, ni de amigos, esto es un país que, aunque muchos no lo elegimos el haber llegado a la presidencia significa que usted firmó un contrato, y trabaja para más de 100 millones de mexicanos, es decir, usted trabaja ¡para todos! El empleado es usted y los ciudadanos somos sus patrones y nosotros decidimos la forma de gobierno por eso le exigimos pare de introducir las doctrinas del Foro de São Paulo, pare las conferencias mañaneras que nos cuestan mucho dinero y no son nada productivas y mejor cambie a su gabinete y busque a los mejores hombre y mujeres de México y no ha oportunistas, arrastrados e ignorantes que no saben administrar nuestros bienes y riquezas, deje las ocurrencias para sus reuniones familiares, no para dirigir a este país.
MÉXICO LO CONTRATÓ PARA HACER LAS COSAS B I E N, ¡Pues hágalas!

Somos sus patrones y así se lo pedimos conforme al artículo 39 de nuestra Carta Magna. Asimismo, también hoy le exijo que se conduzca con respeto hacia cada ciudadano, deje de dividir el país, deje de sembrar el odio y la ignorancia en este pueblo tan enigmático que es México, que, si bien le falta educación, no merece que se fomente la división entre nosotros.

Este México requiere que usted y todos en el gobierno se conduzcan con honestidad, trasparencia, profesionalismo y ética, que se conforme el gabinete con los mejores hombres y mujeres que este país, demanda, es decir, que se elimine la improvisación y se trabaje EFICIENTEMENTE para los mexicanos.
En México NO HAY FIFÍS, ni hay personas tratadas como mascotas. Esos a quien usted llama “fifí”, ni son conservadores, ni hipócritas, mucho menos sabelotodo, menos doble cara. Solo hay un solo calificativo, somos MEXICANOS, y somos mandantes.

Queremos oportunidades para todos, no limosnas; queremos que la educación y la cultura fluyan, que la salud sea alcanzable para todos y se bajen los riesgos de las discapacidades, que se arraigue el patriotismo en nuestra sangre, que se respeten nuestros recursos naturales, que se respete los pueblos originarios y sus costumbres, así como la tierra que por siglos los ha cobijado. Lo hacemos a usted responsable de todo lo que suceda en este país, le pedimos que corrija el rumbo equivocado al que nos está llevando, porque de lo contrario, la violencia crecerá cada día más, la pobreza amentará y un PERDÓN no será suficiente, al final la historia nos cobrará muy cara la mediocridad de su gobierno y de los ciudadanos que callaron aun sabiéndose humillados.

Porque México es de los mexicanos para los mexicanos, trabaje para los mexicanos, ¡pero ya!
Atentamente: Un ciudadano consciente.
#Carta al presidente.