All for Joomla All for Webmasters

EL SALARIO MÍNIMO, MANCERA Y SU "POLO" DEMOCRÁTICO

Diálogo

Por: Ángel Trejo

Esta reciclándose la propuesta de sacar al salario mínimo de la miserable cuota monetaria que mantiene desde varias décadas, la cual ha empobrecido a millones de mexicanos y enriquecido al pequeño sector oligárquico del país.

-En efecto, ahora hasta la Confederación Patronal de República Mexicana (Coparmex) echó su cuarto de espadas proponiendo un incremento del 20 por ciento en el salario mínimo en 2017, en lugar de sólo el méndigo incremento anual equivalente al porcentaje de inflación del año anterior. Aunque hay otras propuestas que sugieren que su cuota diaria debiera subir de 74.04 pesos a 100.00 diarios. Ojalá avance esta iniciativa y otros sectores empresariales se sumen a ella para que el país pueda empezar a superar el estancamiento económico en que vive desde los años 80 del siglo pasado. La revaluación del salario mínimo es el primer paso que debe darse para que nuestra economía vuelva a crecer. Esta medida requiere del máximo consenso nacional para evitar que las empresas trasnacionales intenten bloquearla, no obstante las inmejorables condiciones que se están creando en el interior y el exterior del país.

mancera-118¿Cuáles son esas condiciones?

-Las amenazas económicas y políticas de Donald Trump pueden favorecerlas, toda vez que obligarán a los empresarios, al gobierno y a los partidos a unirse en torno a un solo frente, a fin de estar preparados a una posible reintegración masiva de mexicanos que viven en Estados Unidos y al eventual retiro de algunas inversiones gringas radicadas en México. Para enfrentar esa dura coyuntura se necesitará que la IP mexicana se ponga las pilas, que invierta más dinero en el propio país y que el mercado interno nacional se recupere, el cual sólo puede regenerarse con mejores salarios. Las trasnacionales extranjeras –y también las mexicanas- se opondrían a una elevación del salario mínimo porque actualmente producen a muy bajos costos laborales precisamente porque la cuota de este es demasiado reducida. También hay que recordar que en los pasados cinco años los oligarcas se opusieron a las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto, porque detrás de estas veían venir un incremento salarial en los mínimos. Con Trump exigiendo a las empresas de EU que ya no inviertan aquí y que se lleven sus capitales a territorio gabacho, los argumentos favorables a la recuperación de nuestro mercado interno, junto con la revaluación del mínimo nacional, es doble. En los próximos días sabremos cuál es la posición del gobierno, de la oligarquía nacional –precisamente la poseedora de las grandes empresas mexicanas- y cuál será la actitud real de quienes ahora están empujando en ese sentido. De este forcejeo dependerá la suerte de algunos políticos con respecto a la sucesión de 2018.

¿Cómo quiénes?

-Principalmente Miguel Ángel Mancera, el jefe de gobierno del Distrito Federal, quien a principios del actual sexenio parecía estar proyectado como el candidato de una coalición partidista en la que figuraban el PRD, Movimiento Ciudadano, el PVEM, el Panal y hasta el PRI, al cual debió en 2012 su candidatura “ciudadana” y la jefatura del GDF. La bandera de Mancera desde hace cuatro años era precisamente un incremento importante del salario mínimo general el país. Hoy esa bandera parece estar reciclada y relanzarlo a la grande del 2018, pues las fuerzas progresistas –o simplemente menos conservadoras o reaccionarias- están dispuestas a unirse al llamado “polo democrático” que se está configurando en torno a Mancera.

¿Hablas de un nuevo partido?

-No de un partido, sino de un conjunto de partidos agrupados en una coalición formada con base en una propuesta de gobierno estratégica, como lo sería un plan de resistencia política y económica a las amenazas del imperio gringo, ya sea con Trump, con Hillary Clinton o con cualquier otro presidente imperialista de Washington. El “polo” de Mancera podría fortalecerse si el gobierno priista –que de alguna manera ya se manifestó a través de la CTM apoyando los 100 pesos de salario mínimo en 2017- decide sumarse a esta iniciativa…Pero hay que esperar todavía algunos días más para ver cómo reaccionan los oligarcas, quienes seguramente primero hablarán a través de sus bocas de ganso.

¿Cuáles?

-El PAN de la pareja presidencial Calderón Zavala, Carlos Slim o el hijo parricida del Innombrable.

¿Y quién ese personaje?

-Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial y dueño de Morena.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…