All for Joomla All for Webmasters

UN MÉXICO DULCE

COLUMNA

DE PE A PA

Por Alberto Vieyra Gómez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

AMN.- México es la nación más obesa del mundo, pero también es la nación más dulce del planeta Tierra. Sí, México ostenta el primer lugar en obesidad, pero también, es el país número 01 del mundo con diabetes. Tenemos, como quien dice, a un México dulce.

lollipop by angelofek-d60ic50Esto parece sonar muy poético o romántico, pero no. Por desgracia estamos ante una catástrofe de salud pública que nos coloca como el país número 1 a nivel global en padecimiento de diabetes.

En un tenebroso estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), ha llegado a la conclusión de que, en México, hay un universo de 335 mil 134 personas que padecen esa mortal enfermedad crónico degenerativa, lo que ocasiona, al estado mexicano, es decir, a nuestros bolsillos que pagamos en impuestos, una derrama económica de 4 mil 738 millones de pesos dedicados al tratamiento para personas que padecen diabetes.

De 35 naciones que conforman la OCDE, México es líder mundial en esa enfermedad.

¿A qué se debe semejante catástrofe de salud pública? Fundamentalmente a los malos hábitos alimenticios a base de comida chatarra y refrescos que ubican a México como principal consumidor en el mundo. Bueno, pues ahí están los alarmantes resultados.

Además del informe de la OCDE, hay otros datos que indican que, cuando menos en cada familia mexicana, hay una o dos personas diabéticas, entre ellos, niños y adolescentes.

Los refrescos, principalmente las aguas negras del capitalismo salvaje, se han convertido en un gravísimo problema de salud pública, pues, además de la diabetes, provocan obesidad mórbida, asociada a un cúmulo de enfermedades como hipertensión arterial, ansiedad, gastritis, colitis, caries, discapacidad, minusvalía y problemas de exclusión social.

Por desgracia, el consumo de esos venenosos refrescos negros, toman auge en algunas poblaciones indígenas y rurales donde la Coca Cola se ha convertido en una especie de status social. Por ejemplo, en San Juan Chamula, Chiapas, si se quiere agradecer a algún servidor público un favor por algún trámite burocrático, hay que regalarle una botella de Coca, pues aseguran que “favor con favor se paga”. Otra maldita cultura de la corrupción.

En esos territorios indígenas chiapanecos y oaxaqueños, se ha llegado al extremo de enterrar sus bebidas artesanales como el tascalate, el pozol, el café, el agua de frutas y hasta el mezcal por privilegiar la Coca Cola, que ha sido un veneno, no sólo para la salud de los mexicanos, sino contra sus milenarias tradiciones.

La Secretaría de Salud alerta que la pandemia denunciada por la OCDE en materia de obesidad provoca que cada año mueran, en México, alrededor de casi 100 mil personas y, por desgracia, el aumento de muertes por ese mal es escandaloso.

Ahora ya lo sabe, Lo mejor será prepararse una exquisita agua de limón, o con cualquier otra fruta para acompañar, saludablemente, las comidas en nuestra mesa, porque, de seguir como vamos, aumentará la dulce muerte.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…