All for Joomla All for Webmasters

VENENOS POLÍTICOS (NOVENA PARTE Y ÚLTIMA PARTE DE LA SERIE)

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

Después de una larga trayectoria en el servicio público federal y estatal en Veracruz, de donde fue gobernador interino entre 1988 y 1992, Dante Delgado Rannauro iría a la cárcel por un supuesto desfalco de casi 500 millones de pesos a las arcas veracruzanas.

 

1NAHESSólo 15 meses permaneció tras las rejas. Finalmente fue exonerado y, como perdón, el ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, vía IFE, le regalaría la franquicia del partido CONVERGENCIA, un veneno político que, muy pronto, sucumbió y alcanzaría mala fama por cuestiones de inmoralidad de sus dirigentes nacionales y estatales.

En 1996, Dante Delgado y familia se harían los dueños absolutos de ese veneno político que, este año, recibirá la nada despreciable cantidad de 537 millones de pesos para convencer a los mexicanos de que es algo así como un impoluto cordero, cuando sabemos que estamos ante un lobo feroz.

Entre los asegunes que contribuyeron al desprestigio de convergencia, se destacó, una y mil veces que Dante Delgado poseía una incalculable riqueza y que diariamente ganaba un millón de pesos, producto de sus flotillas camioneras que rentaba a PEMEX y a otras dependencias del gobierno federal y los gobiernos estatales. Ante esa mala fama, CONVERGENCIA estuvo a punto de perder su registro en la elección federal del 2006; sería así como en el 2009, Dante Delgado revolcaría la gata política llamándole, ahora, Movimiento Ciudadano, qué de ciudadano no tiene nada, que pronto adquirió presencia en varios estados de la república, pero fundamentalmente en Jalisco.

La ideología política que predomina en Movimiento Ciudadano es la socialdemocracia, basada en la participación ciudadana, la democracia social, la protección a los derechos humanos, la igualdad de género y oportunidades en el país. Sin embargo, esos principios ideológicos que le dieron vida han sido mandados al basurero de la historia pues en los últimos procesos electorales mexicanos, ese veneno político, propiedad única del poderoso Dante Delgado Rannauro, ha probado alianzas con fuerzas políticas totalmente antagónicas, que en el pasado combatió rabiosamente, como en el caso del PAN.

En el actual proceso electoral federal, Movimiento Ciudadano va en una prostituta alianza política con el PAN de derecha y el PRD de izquierda, inaudito.

Movimiento Ciudadano, que cuenta en este momento con 25 diputados federales y dos que tres renegados senadores ex priistas, como Manuel Bartlett, el artífice número uno del fraude electoral de 1988, cuando tiró el sistema de cómputo electoral de la ya desaparecida comisión federal electoral y que fue el último eslabón mediante el cual el gobierno controló las elecciones en México.

Con Movimiento Ciudadano, suman, en México, nueve venenos políticos en la agenda nacional, que cada 3 y cada 6 años se disputan rabiosamente el poder político y nuestros dineros públicos. Esos politicastros no trabajan, viven de una industria llamada política.

Como hemos visto en esta serie titulada “Venenos políticos”, la mayoría de los partidos están convertidos en lacras sociales, impera en ellos la anti democracia, pues sólo buscan perpetuar en el poder a sus descendientes, amigos y cuatachos.

Absurdamente, muchos compatriotas se apasionan por esas familias poderosas y por sus venenos políticos. Alguien que se chupó la serie completa de “venenos políticos” preguntaba a este átomo de la comunicación: “Y a todo esto… ¿Por quién debo votar?” Y yo le decía: Pues vuélvaselos a chupar para que pueda elegir el veneno menos letal.

 

 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…