All for Joomla All for Webmasters

CRIMEN SIN CASTIGO.

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

Allá por 1980, en un lugar súper súper secreto de la tierra, probablemente a la mitad del Océano Atlántico y a la hora en que salen los espantos, dos enigmáticas y ponzoñosas figuras políticas, se reunieron para buscar como dominar al mundo sin ejércitos, armas y sin soltar un solo tiro.

1ASEIPerpetrarían un crimen aun sin castigo.

Ronald Reagan un fracasado actor de Hollywood, pero siniestro en el ejercicio del poder presidencial de Estados Unidos y Margaret Thacher la llamada dama de hierro, primera ministra británica, acordarían dominar al mundo mediante dos ejes fundamentales:

1° Desregulación del Estado o los Estados.

2° La venta de empresas del Estado a la Iniciativa Privada (IP)

El primer eje consistía en que el “imperio capitalista del mal” solo invertiría en las naciones que llevarán a cabo ambiciosas “Reformas Estructurales”, es decir, que desmantelarán al Estado y reformaran Leyes para controlar al mundo mediante el -comercio de libre mercado-, en el que los grandes oligopolios tuvieran manga ancha para aumentar precios sin ningún control del Estado, ¡La ley de Herodes!

El segundo eje consistía en el “adelgazamiento del Estado”, es decir, que el Estado no debía poseer empresas paraestatales, no debía ser patrón y dejar de ser tutor de pueblos gandules y que el Estado sólo debería ser rector de la economía, pero con un bajo perfil. Solo les faltó decir, que el Estado debería estar como los chinitos “nomás milando”.

Los gobernantes lacayos del capitalismo, llamados también tecnofondomonetaristas cayeron en la trampa asiéndonos creer a los pueblos que la crisis económica que vivían el mundo, sería resuelta con la llamada macro economía, esto es, la economía al servicio de las grandes empresas, que deberían pagar pocos impuestos y que el Estado debería rescatarlas con dinero de los pueblos en caso de posibles quiebras, bajo la tiránica mentira de la preservación del empleo.

El “imperio capitalista del mal” utilizaría a los más importantes economistas del mundo para meterles a los falsos profetas en la cholla el llamado consenso de Washington ideado por el economista, Norteamericano John Williamson que consistía en lo siguiente: 1.- Disciplina fiscal. 2.-Reorientación del gasto público  y cancelación de subsidios para los pobres.3.- Reforma fiscal para ampliar la base tributaria. 4.- Bajas tasas de interés bancarias. 5.- Tipos de cambio competitivos. 6.- Liberalización total del comercio, sin restricción alguna. 7.- Liberalización de las barreras a la inversión extranjera directa 8.- Privatización de las empresas paraestatales. 9.- Desregulación de leyes que impidan el comercio libre y 10.- Seguridad jurídica para los derechos de propiedadEse venenoso decálogo acabaría con los mercados internos de las naciones y acabaría con la pequeña y mediana empresa, la gran generadora del empleo. Y también ese maldito modelo económico neoliberal, fue el que pasado 1 de julio recibió una estrepitosa derrota en las elecciones presidenciales de México. Los vende patrias gobernantes tecnofondomonetaristas también fueron derrotados.

Y usted se pregunta… ¿Pará qué se construyó el ponzoñoso Prianismo en 1988? y ¿Para qué actualmente se construyó el PRIMOR? ¿Con que fin?

-Aquí se lo diré mañana...

 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…