All for Joomla All for Webmasters

HORMIGA ATÓMICA.

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

El PRI, un partido de ideología social-demócrata, de centro derecha o de centro izquierda, trabó perversa alianza con el PAN en 1988 a raíz del monstruoso fraude electoral que llevó a cabo Carlos Salinas de Gortari a usurpar la silla presidencial.

1ADESEASería la apodada hormiga atómica la que construyo el ponzoñoso Prianismo que tanto daño le hizo a México durante 3 décadas.

Su alianza con el PAN y un puñado de perversos empresarios, que conforman las 50 familias más ricas y poderosas, son las que realmente mandan en México, hizo que el también llamado chupacabras les diera todo; Sí, la mayor parte de patrimonio de los mexicanos, comenzando por Telmex y más de mil 200 empresas del Estado fueron vendidas en remate de ganga a los dueños de esos oligopolios. Sí, Carlos Salinas de Gortari convirtió al PRI en un partido de centro derecha y junto con la derecha Panista desmantelarían al Estado social surgido de la Revolución Mexicana, transformándolo en un Estado económico: La famosa y nunca bien ponderada macroeconomía que ha hecho ejércitos y más ejércitos de miseria y unas cuantas comaleadas de súper, súper millonarios.

El Prianismo sería autor de las “Reformas Constitucionales” más antipopulares que convirtieron a ambas lacras sociales en 2 partidos odiados por la gente. A ellos se debe el robaproa que mando a deuda pública más de 800 mil millones de pesos, por los que tendremos que pagar, usted y yo, más de 150 mil millones de pesos anuales solo por intereses.

Al Prianismo se debe también, la contra “Reforma laboral” que acabo prácticamente con los derechos laborales, precarizando el empleo, el pago por horas, el fin de las pensiones y jubilaciones, la finalización del reparto de utilidades, para que los poderosos empresarios no tengan ningún compromiso con sus trabajadores, a los que se convirtió en auténticos esclavos.

Durante la era del ponzoñoso Prianismo se ahondo en la brecha entre ricos y pobres. Casi 60 millones de mexicanos viven a duras penas, el 57 por ciento de los mexicanos se debaten en la economía informal, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el campo mexicano está en ruinas, la era de la macroeconomía acabo con la producción del campo mexicano, pues el libre comercio de productos extranjeros inundó a México sepultando a la pequeña y mediana empresa, la gran generadora del empleo y le dio el tiro de gracia al mercado interno.

En fin, que el desastre nacional provocado por el Prianismo en tres décadas es largo, pero a razón de esa maldita macroeconomía, México está convertido en una nación de guerra con más de 30 mil muertos al año. Es hoy la nación azteca de las más inseguras del mundo. Sí, es el maldito modelo económico neoliberal, llamado por el papa Francisco “La economía de la muerte”, el causante de todos nuestros males y del mundo. Harta de ese infierno la gente en México votó mayoritariamente contra ese maldito Prianismo y aunque usted no lo crea, en las catacumbas del poder la misma hormiga atómica, es decir, Carlos Salinas de Gortari y un puñado de poderosos intereses Priistas construyeron el PRIMOR moviendo al PRI hacia la ideología social-demócrata con Andrés Manuel López Obrador, quién todavía no se sienta en la “silla envenenada” y ya enfrenta un escándalo judicial y una mega multa de 197 millones de pesos por un Fideicomiso disque creado para ayudar a los damnificado por el terremoto del año pasado.

“Mal comienza la semana” para el que ahorcan en lunes, dicen los rancheros, allá en mi tierra.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…