All for Joomla All for Webmasters

EL DESPEÑADERO DE PEÑA.

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

¿A Enrique Peña Nieto le espera en su futuro un paraíso, el destierro o la cárcel?... Quizá como Antonio Lopez de Santa Anna Pérez de Lebrón, Enrique Peña Nieto es uno de los presidentes de extracción Priista más odiados de la era contemporánea.

peñaEl Congreso Nacional Ciudadano le contabiliza hasta este momento a Enrique Peña Nieto 781 fechorías cometidas durante su aberrante gobierno que van desde el escandaló de la Casa Blanca de las Lomas de Chapultepec hasta los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa y la matanza de Tlatlaya, en el Estado de México, amén de una larga cadena de actos de corrupción que involucran a la familia presidencial y a prominentes figuras empresariales.

Pese a que el gobierno Peñista entrego a los Buitres del Petróleo Internacional el oro mexicano mediante el desmantelamiento de la Constitución y por lo cual grupos de la sociedad civil sopesan la posibilidad de llevar ante un jurado popular a Enrique Peña Nieto para juzgarlo por “Vende Patrias”, todo indica que serán organismos no gubernamentales los que exigirán ante La Corte Internacional de la Haya que Enrique Peña Nieto sea juzgado por corrupción y crímenes de lesa humanidad.

Sobre este particular, el Congreso Nacional Ciudadano que encabeza Gilberto Lozano quien hace 3 años exigió a la PGR y a la Cámara de Diputados llevar a juicio político a Peña nieto, anuncia que el próximo 7 de noviembre formalizará esa agrupación su demanda de juicio ante la Corte Internacional de la Haya por delitos de lesa humanidad.

Los casos de los 43 estudiantes Guerrerenses desaparecidos presuntamente por fuerzas federales y la matanza de Tlatlaya en el Estado de México, perpetrada por miembros del ejército mexicano contra supuestos criminales y la población en general son dos manchas que pesan terriblemente al régimen Peñista y podrían ponerlo en capilla.

El nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha dicho una y otra vez que no perseguirá a Enrique Peña Nieto ni a su grupo político, a pesar de que Elba Esther Gordillo, la odiada maestra está ávida de revanchismo, pero seguramente que López Obrador no metería las manos al fuego por el todavía presidente de la república en caso de que esté valla al banquillo de los acusados a la Corte Internacional de la Haya.

Recuérdese que el 7 de marzo del 2009 la Suprema Corte de Justicia del Perú, después de un juicio de 2 años mando a la cárcel al expresidente Alberto Fujimori Fujimori por actos criminales de lesa humanidad, cometidos en agravio de los integrantes del ejército sendero luminoso y por casos de corrupción. Fujimori es en rigor el primer expresidente que tendrá que purgar 25 años en el bote por delitos de lesa humanidad y allá en mi tierra los rancheros recuerdan aquella máxima que reza: “Cuando veas las barbas de tú vecino cortar, pon las tuyas a remojar”.

Recuérdese también que este año la Corte Interamericana de Derechos Humanos condeno a Peña Nieto por la represión contra los habitantes de San Salvador Atenco.

Por ello no es ocioso volver a preguntar ¿Al señor Peña Nieto le espera, su Despeñadero? ¿A Enrique Peña Nieto le espera en su futuro un paraíso, el destierro o la cárcel?...

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…