All for Joomla All for Webmasters

¿OTRO TLATELOLCAZO?

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

 

Eran las 6 de la tarde de aquel lunes 22 de julio de 1968, cuando en La Ciudadela, escenario de la Decena Trágica en el que se fraguo el golpe militar contra Francisco I. Madero en 1913, chocaron estudiantes de la Vocacional número 2 del IPN, la secundaria y preparatoria de la UNAM, Isaac Ochoterena. Parecía una bronca entre inerves chiquillos, pero la tozudez del Jefe Policiaco Raúl Mendiolea Cerecero y del entonces regente Alfonso Corona del Rosal terminaría en una trifulca a pedradas y macanazos. Se gestaba el macabro Tlatelolcazo del 68.

 

UNAMRecuérdese que, por aquellos días, México vivía una efervescencia inusitada: Por un lado, daba inicio la carrera por la sucesión presidencial de 1970 y la radicalización de grupos políticos estaba en su mero apogeo. Segundo, México organizaba los primeros juegos olímpicos que se realizarían en una nación del tercer mundo y tercero, el conflicto estudiantil alcanzaría proporciones monumentales que rayaban en la desestabilización del país. El escenario era propicio para ello.

 

En este contexto de ingobernabilidad, actuaría la CIA norteamericana, igual que en el conflicto estudiantil en París, Francia.

 

En el mundo había en ese 1968 cincuenta y dos conflictos estudiantiles, los más significativos el de México y París. La desestabilización cread por la CIA norteamericana, de acuerdo con revelaciones de sus propios documentos desclasificados por el pentágono norteamericano, ocurriría en México y Francia, a pesar de que el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz asumiría la responsabilidad del Tlatelolazo del 2 de octubre de 1968. A pesar de la revelación de dichos documentos, ningún politicastro, entre los que figuran aun lideres estudiantiles como el actual diputado federal Morenista Pablo Gómez, no han dicho ni pio, sobre la siniestra actuación de la CIA norteamericana en México y en cambio se culpó siempre al PRI gobierno.

 

Olvidaba un ingrediente adicional. Por aquello años Díaz Ordaz le había negado petróleo mexicano al gobierno gringo, que, por cierto, estaba aterrorizado por los alarmantes índices de crecimiento económico que registraba la nación azteca al son de 6.4 por ciento anual del Producto Interno Bruto con rubrica del llamado milagro mexicano con un crecimiento de hasta el 7 por ciento del PIB. Los gringos juraron aplastar a México y lo lograron porque en el patio trasero de su casa surgía una nación de primer mundo

 

¿Por qué hago historia? Mire usted, la historia parece repetirse. El pasado lunes chocaron en Ciudad Universitaria alumnos de los CCH contra porros de la UNAM y milagrosamente el saldo no fue macabro, pero el asunto dejo ver claros indicios de desestabilización política y social.

 

¿Quién o quienes estaría interesados en descarrilar al nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador? ¿Quiénes son los jefes visibles e invisibles de esos porros que el pasado lunes convirtieron a la UNAM en tierra de nadie, dando origen a una movilización estudiantil histórica del pasado miércoles? ¿Es verdad que hay cuando menos dos ex presidentes de la república y un ex rector que mueven la cuna de los porros? ¡Averígüelo Vargas! ¿Se gesta otro temible y macabro 68? ¿Estaremos a tiempo de evitar que México entre en una espiral de desestabilización social y política, antes de que la CIA gringa vuelva a hacer de las suyas como en el 68?

 

El gobierno tiene que actuar a la velocidad de la luz para evitar otro Tlatelolcazo.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…