All for Joomla All for Webmasters

LA MAFÍA DE LAS PATADAS

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

“Ya éramos muchos y pario la abuela”, reza el sabio refrán. Sí, los mexicanos ya estamos hartos de la violencia y barbarie que campea por todo México y ahora, la industria del fútbol, es decir, la mafia de las patadas nos exhibe ante el mundo como un país retrasado y bárbaro.

 

RAYADOSCera y pabilo han hecho algunos medios de comunicación sobre la barbarie que el pasado domingo corono en Monterrey el choque entre los rayados de monterrey y tigres, con saldo de varios heridos entre ellos un joven de 21 años que todavía se debate entre la vida y la muerte.

 

La trifulca, protagonizada por las dementes porras de ambos equipos ocurrió a unos 4 kilómetros del estadio y la mafia de los directivos de la mal llamada LIGA MX, encabezados por Enrique Bonilla, quiso tapar el sol con un dedo diciendo que la bronca entre “porros” ocurrió fuera del estadio y pidió a los medios de comunicación M O D E R A C I Ò N. ¡Valla obtusa mentalidad la de Bonilla!

 

Haiga sido como haiga sido, la gresca fue protagonizada por fanáticos de ambos equipos y que le dé gracias Bonilla que la riña fue callejera, porque de otro modo ya pesaría sobre la directiva de los Clubes millonarias multas.

 

¿Pero por qué tanto escándalo si la sangre apenas y llego al río? ¿Qué hay detrás de ese vergonzoso y nauseabundo espectáculo? ¿Qué refleja esa barbarie?

 

La barbarie refleja fanatismo puro, ignorancia y una mentalidad desenfrenada cuando se trata de la actuación de un subconsciente colectivo, refleja también impunidad y la usencia del Estado mexicano, que no es capaz de castigar a quienes ponen en peligro las vidas y los bienes de todos los compatriotas, sean ricos o plebeyos, ¿De qué sirve que más de 5 mil policías hayan sido destacados para resguardar el orden en el estadio de Monterrey? Pero también refleja que dentro de la industria del fútbol existe una mafia que regala boletos y les paga a fanáticos para que hagan mucho ruido en los estadios y espectáculos deplorables, como el que protagoniza en la bombonera de Toluca la llamada “perra brava” que es capaz de semidesnudarse al fragor de la victoria choricera, a riesgo de pepenar una pulmonía y enseñar unas robustas carnes como si acabaran de salir de una pulcata.

 

Sí, hay corrupción en el futbol ¿Pero que no es un espectáculo de entretenimiento familiar? ¿Es saludable llevar a la familia a un estadio de fútbol para que los de arriba les avienten pipi o cerveza y fuera del estadio pongan en peligro sus vidas?

 

Debe mantenerse ese maldito opio que propicia la monumental ignorancia de los pueblos.

 

Creo que los medios de comunicación y mis colegas periodistas que hablan de las cuestiones deportivas suelen ser muy benévolos y hasta se dan el lujo de hacer ídolos de barro en los deportes y los que viven de la farándula es también otro opio para mantener al pueblo ocupado en chismes y escándalos frívolos, que ni nos van ni nos vienen. Los medios de comunicación y mis colegas tienen que ser críticos para evitar una barbarie como la de Monterrey. ¡Cuánta sabiduría hay en el pueblo de México cuando la gente habla de fútbol, farándula y tal espectáculo que no aporta nada!, pero pregúnteles usted, si acaso saben el nombre completito del padre de la patria o cuantas estrofas contiene el Himno Nacional. No lo saben.

 

¿Sera el momento de que los mexicanos den la espalda a ese opio y a esa mafia de las patadas llamado fútbol que hoy nos ha exhibido en el mundo en el subdesarrollo y la barbarie?

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…