All for Joomla All for Webmasters

UN GOBIERNO ENANO.

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

¿Un gobierno enano será el que México estrenará el próximo primero de diciembre? ¿Por qué pensar en chiquito y no en grande? ¿Por qué no un aeropuerto de primer mundo en lugar de aeropuertitos bananeros? ¿El destino de México lo van decidir minorías? ¿Traicionó AMLO a los cúpulos empresariales? ¿Serán su signo las traiciones y contradicciones del gobierno electo?... Son las preguntas que me formulan mis tres lectores y radioescuchas. Y con gusto doy respuesta:

 

GOBIERNO ENANO¡Triunfo la ignorancia sobre la ciencia! Otra vez, ganaron los machetes y machotes de San Salvador Atenco. ¡Vaya infame inicio de la “Cuartatrasformación de México” y vaya deplorable forma de dilapidar la confianza y esperanza depositada en el que será el presidente número 88 de la nación azteca!

 

Un millón 88 mil mexicanos de un total de casi 126 millones, decidieron el pasado domingo 29 de octubre del presente año materializar “El error de octubre” mandando a la basura una cuantiosa inversión de más de 100 mil millones de pesos, invertidos ya en el que sería el Aeropuerto Internacional de México, una terminal aérea a la altura de los mejores del mundo y en su lugar, México dará lastima mundial con aeropuertitos como el de Santa Lucía, el Benito Juárez de la Cuidad de México y el de Toluca. Así piensa un enano gobierno que entrará en funciones el próximo primero de diciembre. ¡Pero aguas! porque la “consulta ciudadana” de ese gobierno enano es ILEGAL y habrá que esperar a que los más de 150 empresarios con los que el gobierno federal Peñista ya tenía contratos firmados para el Aeropuerto de Texcoco recurrirán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, toda vez que el convocante a dicha consulta no es un gobierno en funciones que de facto ya está tomando acciones de gobierno ejecutivas.

 

¿Qué representan un millón 88 mil mexicanos? ¿Es un ejercicio representativo del pueblo de México?

 

La respuesta es no, porque “la consulta ciudadana” fue en desapego al artículo 35 constitucional en su párrafo octavo, porque no se apegó a los principios de equidad, el voto no fue secreto y los vicios fueron más descarados que los que López Obrador aprendió en el PRI, como el acarreo, embarazo de urnas, ausencia del voto secreto y votos repetidos has en tres o cuatro ocasiones, etcétera, etcétera, una farsa de engaños mayúscula, pero él habla de una “inusitada democracia” que no se daba en la era de los gobiernos neoliberales, tuvieron que ser un millón 88 mil mexicanos los que le digieran que hacer porque él no es capaz de pensar como un gobierno serio que gobernará para todos los mexicanos y no para las minorías que representan poquito más del 1 por ciento en el padrón electoral.

 

¿Por qué gobierno enano? Ahí le va. Los estudiosos del carácter sostienen que ha López Obrador lo hace títere un defecto de carácter llamado avaricia y explican que la avaricia tiene dos caras muy extremas:

 

La primera cara tiene que ver con el afán de poseer muchas riquezas por el solo placer de atesorarlas sin compartirlas con nadie.

 

Y la otra cara se aplica a las personas miserables y mediocres que piensan en chiquito y que no son capaces de gastar nada que les empobrezca y pichicatean cualquier recurso sea propio o de terceros.

 

¿Entonces es real la austeridad republicana de López Obrador que a toda costa busca ser un remedó de Benito Juárez? No, porque la austeridad republicana del benemérito de las américas era real y no un programa de gobierno, como el de López Obrador, quien hoy, ya es acusado por las cúpulas empresariales de mentiroso, puesto que les prometió concesionar el Aeropuerto de Texcoco a poderosos capitales y hoy se dicen traicionados.

 

No le parece a usted que la “Cuartatransfomación de México” será como el cangrejo, pa´ tras, pa´ tras, pa´ tras y todo por la avaricia de un solo hombre.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…