All for Joomla All for Webmasters

AZTECAZO.

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

A las 12:00 del día del 29 de mayo de 1966, el trompudo presidente Gustavo Díaz Ordaz, acompañado del todo poderoso de Televisa, Emilio Azcárraga Milmo inauguró el monumental estadio azteca siendo así el más grande de México, el tercero de América Latina y el undécimo del mundo, que hoy podría estar a punto de ser derribado, pues se ha convertido en un coloso elefante blanco que da vergüenza en el plano internacional.

iaztecaEl coloso de Santa Úrsula con un costo de 160 millones de pesos fue construido en una superficie de 63 mil 590 metros, de más de 6 hectáreas rocosas producto de la lava de la última erupción del Xitle, es decir, el volcán del Ajusco 50 a. C. El llamado coloso de Santa Úrsula enfrentaría desde su construcción a un juicio promovido por ejidatarios de Santa Úrsula, Coapa, el cuál fue rabiosamente defendido por el ilustre padre del juicio de amparo, el maestro Ignacio Burgoa Orihuela. Emilio Azcárraga se vería obligado a pagar las indemnizaciones por el arrebato de esas tierras.

La construcción del estadio azteca les fue encomendada a los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares Alcérreca, y su padrino de bautizo, fue Antonio Vázquez Torres de León, Guanajuato. Desde entonces Vázquez Torres cuenta con dos asientos de plateas, cuyo uso le fue concedido por 99 años, para él y su familia.

El azteca seria inaugurado el 29 de mayo de 1966 con un encuentro amistoso entre los equipos América y Torino, con empate a dos goles. El primer gol anotado en esa hermosísima cancha, que estaba considerada como la mejor en el mundo, muy superior a maracaná, Wembley, Londres, Santiago Bernabéu, Madrid y que la Bombonera de Toluca, que hoy se ha convertido en el estadio más cómodo del mundo para 45 mil espectadores según los directivos de la perra brava. Fue anotado por Arlindo dos Santos

El estadio azteca sería la cede de los campeonatos de futbol 1970 y 1986 en el que Brasil y sus estrellas Félix, Carlos Alberto, Everaldo, Clodoaldo, Tostão, Rivelino, Pelé, Jairzinho, Brito, Piazza, Gérson y Mário Zagallo, conquistaron por tercera vez el campeonato del mundo de 1970 para conservar la Copa Jules Rimet, un trofeo de oro macizo de 24 quilates con un valor incalculable, dicho trofeo desaparecería misteriosamente de las vitrinas de la Federación Brasileña de Futbol, sin que hasta hoy se tenga noticias de su paradero.

¿Por qué hago historia?

Mire usted, hoy la cancha del estadio azteca está convertida en un herradero y el descuido del Coloso de Santa Úrsula es de tal magnitud que no pocos observadores y analistas han pronosticado que no llegará al siglo pues será demolido ese santuario del futbol con capacidad para 100 mil espectadores cómodamente sentados. Ese descuido de Televisa propicio que la liga NFL, de los Estados unidos cancelará para este lunes el encuentro entre los Kansas City Chiefs y Los Angeles Rams toda vez que el pasto del azteca estaba convertido en un herradero, producto de conciertos y eventos políticos como el cierre de campaña electoral de ya saben quién… lo dejaron para el arrastre y lo más bochornos es que ahora Televisa tendrá que reembolsar millones y millones de pesos a espectadores que llegaron a pagar hasta 20 mil maracas por una localidad preferente. Las pérdidas de televisa son multimillonarias y se sabe que la mafiosa Federación Mexicana de Futbol planea no llevar a cabo ya ningún encuentro de futbol en el azteca.

¿Televisa y la empresa del Estadio Azteca serán capaces de superar el aztecazo?

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…