All for Joomla All for Webmasters

AMNISTÍA POLÍTICA.

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

¿Perdonar a los que AMLO combatió rabiosamente como la mafia del poder?… ¡Qué disparate de cobardía!

¿Perdonar a Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Cedillo, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, a quienes reiteradamente señalo como los grandes saqueadores de la nación azteca? ¿Perdonar cuando México tiene hambre y sed de justicia contra quienes ultrajaron una y mil veces su dignidad? ¿Una amnistía política como autentica clemencia a quienes en los últimos 6 sexenios se enriquecieron escandalosamente de manera ilícita, robándose algo así como 500 mil millones de pesos anuales, que son los que AMLO necesita para cumplir sus programas sociales que tanto prometió en campaña electoral? ¿Pues no que su bandera es el combate a la corrupción? ¿Perdonar y dejar vivos a los corruptos? ¡Vaya manera de engañar al pueblo de México!

adrian¿Por qué el anuncio del mesías de Macuspana de no tocar ni con el pétalo de una rosa a los politicastros del pasado reciente, a los que seguramente un jurado popular los juzgaría como traidores a la patria mexicana por haber hecho trizas el Estado social, surgido de la Revolución Mexicana, y echándose en brazos del capitalismo para conformar un ponzoñoso Estado económico? ¿Será que AMLO le tuvo miedo a su padrino, a quién él llama el innombrable Carlos Salinas, que fue junto con otros grupos poderoso políticos y económicos el responsable de las negociaciones en las catacumbas del poder para conformar el PRIMOR con AMLO, porque el Prianismo ya había dado todo lo que tenía que dar? ¿El presidente electo de la bandera de la anticorrupción sería capaz de traicionar a su padrino?

Ya se ve que el dilema de Andrés Manuel López Obrador es que no le puede fallar a los 30 millones de mexicanos que votaron por él, pero tampoco les puede fallar a las poderosas oligarquías del dinero, encabezadas por su padrino la hormiga atómica, que lo llevaron al poder. Pareciera que AMLO está entre la espada y la pared porque a veces no sabe qué hacer con su doble personalidad política.

¿Qué ocurriría si AMLO les echa el guante a los pillos de ayer? ¿Estos serían capaces de desestabilizar a México? o ¿A dónde nos conduciría a los mexicanos esa decisión, sea de López Obrador o del sabio pueblo mexicano al que él recurrirá siempre que le conviene?

Lo que queda bien claro es que, Andrés Manuel López Obrador se ha convertido en el hombre más contradictorio de México, pues si ayer dijo una cosa, hoy dice otra y mañana reitera otra o para zafarse de sus mentiras mondas y lirondas, como si se tratase de “aventar la piedra y esconder la mano”, y ya viendo que sus declaraciones provocan lumbre que podrían incendiar a la patria mexicana y desde luego a él, entonces recurre al sabio pueblo de México para que le diga que hacer y así por el estilo se la lleva lavándose las manos, como Poncio Pilato.

Lo recomendable sería que el señor López Obrador hable menos, que entienda que en “boca cerrada no entran moscas”, que no de armas a sus enemigos, que se olvide de ser el yo ‘yo y que se concrete a lo concretado: A gobernar calladito, que por él hablen sus actos de gobierno que son los que lo harán un gobernante respetado por el pueblo de México.

Aquí entre nos, ¿Cuál es su opinión sobre la amnistía política que otorga López Obrador a los corruptos ex presidentes mexicanos para evitar que tanto a él como a su gobierno se lo lleve pifas?

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…