All for Joomla All for Webmasters

UN PALO AL PRESIDENTE.

Por: Alberto Vieyra Gómez//Periodista//Analista//Columnista de AMN.

La tremenda Corte de la Nación acaba de asestar un tremendo palo al presidente de la república y su Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos que no podrá entrar en vigor el próximo 1 de enero de 2019 hasta que el máximo órgano de impartición de justicia dictamine si procede o no, desde su muy reciente promulgación, se produjeron más de 3 mil amparos y la demanda de inconstitucionalidad presentada ante la Suprema Corte de Justicia por la CNDH, senadores de PRI, PAN, PRD, MC y varios independientes, entre ellos Mayuli Latifa Martínez Simón, Rafael Moreno Valle Rosas, Miguel Ángel Osorio Chong, Dante Delgado Rannauro y Miguel Ángel Mancera Espinosa, entre otros.

AMLOVERPor lo pronto la tremenda Corte decretó la suspensión de dicha Ley al tiempo que ordeno a la Cámara de Diputados establezca la remuneración del presidente Andrés Manuel López Obrador y que para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 defina aumentar o disminuir los salarios para cargos públicos de la Administración Pública Federal que no estén en los supuestos de los órganos autónomos.

Ya lo habíamos adelantado aquí, que el señor presidente López se estaba metiendo en terreno barrido violando los artículos 75 y 127, que atañen a los Derechos Laborales y Humanos de organismos autónomos como la CNDH, el INE, el Poder Judicial y sin faltar el Poder Legislativo que se supone debe ser también autónomo del ponzoñoso presidencialismo, a menos que sea un poder agachón al Ejecutivo, como parece ocurrir con Morena, propiedad de ya saben quién…

Fue Benito Juárez el que estableció en la Constitución de 1857 y así lo recogió la Ley de leyes de 1917 en su artículo 94, que consagra que: “La remuneración que perciban por sus servicios los ministros de la Suprema Corte, los magistrados de circuito, los jueces de distrito y los consejeros de la Judicatura Federal, así como los magistrados electorales, no podrá ser disminuida durante su encargo”. ¡Más claro ni el agua!, solo que el señor López Obrador llego para hacer que todo cambio, para que todo siga igual y está vez se topó con un hueso muy difícil de ro er, una oligarquía que percibe sueldos escandalosos como son las remuneraciones de ministros de la corte con más de 600 mil pesos al mes y más de 500 mil en el caso de los haraganes consejeros electorales federales.

No hay poder humano ni divino que pueda arrancarles esos privilegios. Y es esa poderosa oligarquía de jueces y magistrados, convertidos en juez de jueces y parte los que acaban de asestarle ese duro palo al presidente de la república y los rancheros allá en mi tierra suelen decir que: “Palo dado, ni dios lo quita”.

Así que, si la Cámara de Diputados no lleva a cabo la recomendación de la tremenda Corte, el señor presidente tendrá que sacrificarse y cobrar los mismo que cobraba Enrique Peña Nieto, más de 270 mil pesos como sueldo base, más una carretada de prestaciones por debajo del agua que hacían un total de más de 500 mil pesos mensuales.

Y es un palo a la tan cacareada, populista y demagógica “austeridad republicana”, que quiere emular a la austeridad republicana de Benito Juárez. Soló que hay una gran diferencia entre la presunta “austeridad republicana” de López Obrador, pues mientras está se trata de un demagógico programa sexenal de gobierno, la austeridad republicana del Benemérito de las Américas era real y propiciada por la miseria por la que atravesaba la Hacienda Pública en la era juarista, quién tuvo que sortear una guerra de 3 años patrocinada por la iglesia católica y de pilón restaurar a la república, echando de México al ejército francés, tras el fusilamiento de Maximiliano en Querétaro.

¿Usted qué opina sobre esté tremendo palo de la tremenda Corte en contra del presidente de la república?

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…