All for Joomla All for Webmasters

LA REVOLUCIÓN QUE NO MADURÓ

el-presidente-de-venezuela-nicolas-maduroAMN.- La revolución chavista en Venezuela sufrió un severo palo en la yugular.

Más de tres lustros de chavismo socialista quedarán sepultados en una Venezuela agobiada por una interminable crisis económica, persecución política de luchadores sociales y desesperación social, que arrastró a la mayoría de los venezolanos a propinar en las elecciones parlamentarias un voto de castigo a un Nicolás Maduro que no maduró o una revolución que no revolucionó y está ahogando a los venezolanos.

En esencia, el triunfo parlamentario de la oposición en Venezuela significa el más severo revés político al socialismo chavista, que ha desterrado de Venezuela a ponzoñosas empresas transnacionales del capitalismo como la Coca-Cola de EEUU, Telmex de México y españolas, que emprendieron una rabiosa batalla en contra del socialismo, que históricamente ha sido veneno puro para el capitalismo.

El expresidente español Felipe González ha sido uno de los más férreos detractores del socialismo y del régimen de Nicolás Maduro, pero tampoco hay que descartar la presencia permanente en Venezuela de la CIA norteamericana, a la que por cierto sirvió desde la cárcel Hugo Chávez.

Desde junio pasado, el ex mandatario español ha desplegado en Venezuela un poderoso activismo político, visitando en la cárcel militar de Ramo Verde al líder opositor Leopoldo López. Pero también, Felipe González intentó en vano concurrir a las audiencias judiciales contra el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, toda vez que los jueces cambiaron la fecha del juicio, hasta transcurridas las elecciones.

Dichas marrullerías judiciales han servido para exhibir a un poder judicial de rodillas al presidente de la República, al que obedecen ciegamente como perritos falderos.

Recuérdese que Venezuela, junto con Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia, conforman el llamado Mercosur, que no es otra cosa que el antídoto contra el mercado de Las Américas, liderado por EEUU, que por su lado ha dado en llamar al Mercosur, el triángulo del mal.

Todo ello, revela la importancia que para el capitalismo salvaje representaba propinar un golpe de muerte al socialismo venezolano.

Por lo pronto, la oposición ha obtenido 99 de un total de 167 curules, lo que significa que es mayoría simple, y de confirmarse otros dos diputados, obtendría la mayoría calificada, que automáticamente le permitiría reformas inmediatas a la Constitución, expedir una amnistía de presos políticos, la reactivación de la economía, la remoción de miembros del gabinete presidencial y una limpia de chavistas en el Poder Judicial.

No es cualquier cosa lo que ocurrió en Venezuela en las elecciones domingueras. Ello indica que si la oposición mayoritaria en el parlamento y el régimen de Nicolás Maduro, que por cierto goza de poderes absolutos durante este mes, se radicalizan, el choque de trenes en Venezuela no se hará esperar.

¿Con el triunfo opositor, el capitalismo salvaje le habrá asestado un golpe de muerte al socialismo?

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…