All for Joomla All for Webmasters

Diálogo: El “eh, puto” va a seguir en los estadios de México y EU

 

Por: Ángel Trejo // Columnista // Analista // Colaborador de AMN

 

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) quitó a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) dos de la media docena de multas que la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) le había impuesto por no frenar el grito “eh, puto”.

921417368-camp-nou-asociacion-deportiva-repleto-clud-de-futbol-Sí, me enteré de la noticia, lo que era de esperarse del TAS, que seguramente está integrado por personas que no participan en el negocio del futbol y que, por lo mismo, no actúan pensando en el dinero, como ocurre en la FIFA, que es una empresa trasnacional multimillonaria que en todo momento quiere sacar raja de los balones futboleros.

El TAS eliminó las multas, una correspondiente a 2015 y otra a 2016 por la escucha del citado grito en partidos de México contra El Salvador y Canadá, con el argumento de que el “eh, puto” no fue proferido con la intención de insultar a una persona (portero), pese a que tal palabra es de suyo ofensiva y discriminatoria. Sin embargo, el TAS consideró que a partir de esta significación la FIFA debió aplicar no una multa sino una sanción más severa y persuasiva contra la FMF por no frenar ni mitigar el grito.

-Eso también era de esperarse y ahora la FMF se halla en una situación más compleja  porque la sanción puede ir del veto de los estadios mexicanos donde juega la Selección Mexicana a una eventual suspensión de las ligas profesionales del país, en el supuesto de que la FIFA se ponga más enjundiosamente moralista ante dicho suceso anecdótico.

¿Por qué era de esperarse?    

-Porque el TAS está integrado por jueces deportivos y el criterio que estos aplican es jurídico. Es decir, pronto se dieron cuenta que la palabra puto no fue usada para agraviar, ofender o discriminar a una persona en específico, en este caso a un portero del que se supiera fuera homosexual. Por ello se limitaron a descalificar la multa de la FIFA e insistir que esta institución debe aplicar, en caso de reincidencia,  una sanción mucho mayor para inhibir el cántico. El TAS se limitó a dar este dictamen porque la FMF seguramente no aportó más elementos para demostrar tanto a la FIFA como a esa institución que el término puto, si bien es de origen ofensivo y discriminatorio, su uso en los estadios mexicanos no tiene intención de agredir ni discriminar a personas con determinada tendencia sexual. Esta es la razón por la que ahora, como bien interpretan los burócratas de la FMF, la sanción de la FIFA puede mucho mayor.

¿Qué debiera hacer la FMF para evitar esto?

-Lo que en dos o tres ocasiones hemos repetido en este espacio: que integre un grupo de análisis multidisciplinario en el que haya lingüistas, psicólogos y sociólogos que demuestre a la FIFA que el uso de la palabra puto en México es muy común; que la mayoría de las veces no se usa con intención homofóbica y que de este inicial valor semántico derivó a un uso popular, coloquial, fraternal e incluso festivo. Esta evolución ha sido similar a la de varias palabras originalmente ofensivas y discriminatorias, como son los casos de buey, cabrón, pendejo, mamón y chingón, que al cabo del tiempo han cobrado una significación diferente. Los ejemplos más notorios son el de chingón que derivó a chido y el de buey (cornudo) a güey, que se utilizan hoy para exaltar y confraternizar. Un lingüista especializado en español mexicano podría citar decenas de ejemplos de este tipo  y los psicólogos y sociólogos podrían demostrar y advertir a la FIFA y al TAS que reprimir este grito o cántico será en vano porque la gente, al sentirse reprimida injustamente, va a insistir en gritarlo cada vez más en los estadios de futbol soccer, en los de futbol americano –en México y en EU- y aun en la Cámara de Diputados, como acaba de ocurrir en días pasados. Incluso probar que el grito era de su marginal y prácticamente desconocido en la mayoría los estadios de futbol mexicano, y que fue a raíz de la primera multa impuesta por la FIFA cuando empezó a expandirse en México y ahora en la Unión Americana, pues las recomendaciones bobas y pendejas con que se le quiso combatir incitaron a reproducirlo.

¿Qué recomendarías para que desapareciera?

-No reprimirlo, no hacerle caso, darle el avión, tirarlo a loco. Dejar que ocurra lo mismo que pasó con la “ola”, que hace más de década era infaltable en los estadios y ahora sólo eventualmente aparece…En la pasada Copa Confederaciones de Futbol que se celebró en Rusia, un aficionado mexicano dio el mejor argumento académico para demostrar que el grito “eh, puto” no era ofensivo y discriminatorio con esta sencilla expresión: ¡Cómo puede ser agresiva esa palabra, si en México puto es mi hermano, puto mi mejor amigo, puto mi tío consentido; cualquier fulano, un vaso, un automóvil, un banco o cualquier pinche objeto... 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…