All for Joomla All for Webmasters

Ebrard ¿Secretario de Comunicaciones y Transportes?

Diálogo

Por: Ángel Trejo  //  Columnista  //  Analista  //  Colaborador de la Agencia Mexicana de Noticias

¿Cómo ves la precampaña presidencial?

candidatos-presidenciales-reporterosdelsur.com .mx -800x566-Bien, en términos generales. Con algunos de sus actores acelerándose y adelantando etapas y estrategias, sin considerar que aún faltan seis meses de trabajo. En las campañas, como en las carreras de fondo y las temporadas de futbol, lo importante no es adelantar sino saber llegar.

Dices esto por la ansiedad que el propietario de Morena está mostrando al adelantar su gabinete presidencial para ganar adeptos.

-Sí, básicamente por él, pero también por el “joven maravilla” que apenas se enteró de que el priista Meade fue proclamado favorito en el exterior, se apresuró a acusarlo del gasolinazo del año pasado. Con este hecho, Anaya demostró que le pesó el pronóstico del Financial Times y que con tal acusación quiso disminuirlo. El candidato priista y su equipo de campaña deben estar celebrando que Anaya y López Obrador estén echando en su contra todas las canicas posibles antes de la campaña presidencial, mientras él realiza trabajos no agresivos, de base social y mediano plazo, a fin de no desgastar medios ni argumentos. Los priistas, conscientes de lo que es una campaña electoral más por viejos que por diablos, saben que los discursos de la oposición basados en imputaciones relacionadas con la corrupción no impactarán mucho en la población como ha ocurrido en el pasado ¿Acaso la corrupción no fue el principal argumento de campaña de Miguel de la Madrid, Diego Fernández de Cevallos, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón?

¿Qué tanto puede impactar en una elección el conocimiento anticipado en un gabinete presidencial?

-Nada o muy poco, porque la elección presidencial está focalizada en una persona, el candidato, no en sus colaboradores, además de que la gente vota por éste no por quiénes vayan a ser sus secretarios. Del mismo modo que después los errores se éstos se atribuyen a su jefe, así en una elección aquéllos apenas cuentan en la elección de éste. Sin embargo, en el caso del gabinete adelantado de Juan Diego López Obrador está dándole resultados negativos en lugar de positivos.

¿Por qué?

-Porque la mayoría de los ministros que Juanito ha dado a conocer han resultado ser personas desconocidas, de segunda o tercera división, vinculadas a la “mafia del poder” o a empresas trasnacionales. En este caso se halla Víctor Villalobos, ex empleado de Mosanto, el corporativo agropecuario gringo que vende semillas transgénicas, al cual dice que va poner como secretario de Agricultura. Como secretario de Educación Pública desea imponer a Esteban Moctezuma Barragán, el ex secretario de Gobernación de Zedillo que lo descubrió como futuro Juan Diego de la política nacional y quien desde hace varios años es empleado y asesor del multimillonario Ricardo Salinas Pliego, dueño del bodrio televisivo Azteca; ayer anunció a Alfonso Durazo como el mago que resolverá los problemas de seguridad pública, un político tercerón que, como él, primero fue priista -secretario privado de Luis Donaldo Colosio- luego panista con Vicente Fox. Estas asignaciones políticas anticipadas, así como la de la ex magistrada Olga Sánchez Cordero como futura secretaria de Gobernación y su alianza electoral con el ultraderechista Encuentro Social, han provocado que algunos de sus admiradores empiecen a verlo como quien es y no como lo que la prensa de derecha y supuesta izquierda dicen: un ex porro metido a político menor con aspiraciones presidenciales de lotería popular o zodiacal. En lugar de apuntalar su candidatura presidencial, estos nombramientos lo están evidenciando como un líder sin personal político de primer nivel. Ahora sólo le falta anunciar que Marcelo Ebrard será su futuro Secretario de Comunicaciones y Transportes a fin de que inunde México con torcidas “líneas doradas” al estilo de la del metro Tlahuac-Mixcoac.

Don Porfirio Muñoz Ledo, otro de los prosélitos de Juanito, ha pronosticado que el PRI recurrirá a un “golpe de Estado” para imponer como presidente a Juan Antonio Meade.

-El caso de don Porfirio es muy lamentable porque del brillante orador parlamentario y político que era hace todavía dos décadas y del buen ex secretario de Trabajo de Luis Echeverría y de Educación con José López Portillo sólo ha quedado el político de partido chaquetero, convenenciero y vulgar que también fue y que, ahora, a sus 90 años, sólo es un viejito chocho que ve moros con tranchete amenazando la democracia de medias tintas que hoy existe en México, la cual él contribuyó a crear con base en trucos, mentiras y saliva. En su afán por defender el supuesto “triunfo” que ya tiene en la bolsa Juan Diego López Obrador, incurre en el mismo error que éste y Anaya están cometiendo ahora: denunciar un fraude electoral en favor del PRI, con el que inconscientemente están dándose por derrotados. Si te das cuenta, bastó que una mirada externa más o menos objetiva dijera que el PRI podría ganar en 2018, como podemos cualificar el contenido del artículo del Financial Times, para que Ricardo Anaya, Juan Diego y el ex “joven maravilla” de Luis Echeverría empiecen a advertir que el PRI sólo podría ganar la Presidencia de la República en 2018 con base en intimidaciones militares y chanchullos electorales ¿Y qué pasó con la enorme ventaja que según las encuestadoras tuvo Juan Diego en las preferencias electorales de 2017? ¡La campaña apenas comienza y ya se sienten amenazados por el ogro filantropical que fue el tricolor antes del sacrosanto neoliberalismo del maestro Octavio Paz! 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…