All for Joomla All for Webmasters

El Mesías y la resurrección de Lázaro

Por: Ángel Trejo/Analista político/Colaborador huésped

¿Leísta la entrevista que le hizo El Universal a Manuel Bartlett Díaz, el coordinador de la bancada PT-Morena en el Senado?

-Sí, por supuesto, su contenido está muy a tono con la celebración actual de la Semana Santa, pues el 80 por ciento está dedicado a su maestro y jefe político, Andrés Manuel López Obrador, a quien describe como un fenómeno y el único político mexicano que puede salvar al país del neoliberalismo y las garras del imperialismo yanqui.

 

nota-amlo-948x640

¿Qué opinas de la imagen de “fenómeno” que atribuye al Peje?

-Pues que tiene sobradas razones para aplicarle uno o varios milagros, entre los que resalta por supuesto el que lo haya rescatado de la muerte política que padecía después que dejó el PRI. En la actual representación del drama evangélico Bartlett, de ascendencia tabasqueña como El Maestro, actúa como un genuino Lázaro enternecedoramente agradecido del doble o triple acto de magia con que aquél no sólo lo reintegró al mundo de los vivillos, sino que también lo renovó en los ámbitos ideológico y político.

¿En qué otros aspectos resucitó el senador Bartlett?  

-Cuando el señor Bartlett fue figura prima del PRI, es decir, cuando fue secretario de Gobernación con Miguel de la Madrid, de Educación con Carlos Salinas y gobernador de Puebla, siempre fue considerado político de la derecha tecnocrática más recalcitrante y practicante fiel de todos los usos y costumbres inherentes a la corriente caciquil y oligárquica priista. Incluso en 1988, tras haber perdido la candidatura presidencial priista con Salinas en 1987, fue acusado de hacer “caer el sistema de conteo electrónico” de la elección presidencial de ese año a fin de que los alquimistas de su partido pudieran reorientar el voto a favor de Carlos Salinas. De ese estigma de corrupción sólo empezó a liberarse años después cuando el Señor de Macuspana lo rescaté del ostracismo y quien andando el tiempo, como puede observarse en la entrevista de El Universal, logró convertirlo de furibundo priista de derecha en un político de “izquierda” al modo del PT y Morena desde luego y,  lo que sin duda resulta aún más milagroso, en un político contrario al neoliberalismo del que fue dos veces “ministro de Estado” con dos gobiernos federales y uno estatal, este último encabezado por él mismo ¡Una hazaña de conversión ideológica y política realmente milagrosa que el propio Nazareno de Belén acaso no habría podido realizar hace dos milenios con Judas el Izcariote!

¿Por qué supones que la conversión izquierdista de López Obrador, Bartlett, Layda Sansores y de otros priistas no ha sido real?

-Las conversiones políticas, ideológicas y religiosas suelen ser auténticas en cualquier parte del mundo, aun en México, pero en los casos a que estamos viendo no hay los mínimos indicios de “izquierdismo” siquiera socialdemócrata, para no hablar de socialismo marxista o comunista, pues con toda seguridad don Lázaro Bartlett sigue viviendo en las Lomas de Chapultepec, doña Layda debe estar disfrutando de las rentas de las numerosas propiedades inmobiliarias y empresariales que le heredó don Carlos Sansores, el ex cacique de Campeche, y López Obrador debe estar viviendo de los apoyos que sus principales promotores políticos -¿Carlos Slim, Alfonso Romo, Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas…..?- le deben brindar para financiar su campaña presidencial de más de una docena de años, aunque puede estar viviendo también de los supuestos rendimientos del hipódromo al que hace referencia el propio Bartlett o de los que, según sus rivales del PRD, provienen de sus bodegas en la Central de Abastos de la Ciudad de México. Pero, al margen de la posibilidad de que estos personajes pudieran ser ricos o no o de estar respaldados por los grandes multimillonarios de México, el principal elemento de juicio contra el falso izquierdismo del Maestro, de don Lázaro y la Hija del Cacique se haya en la notoria ausencia de contenidos socialistas o siquiera socialdemócratas en sus discursos políticos cotidianos.

¿A qué te refieres?

-A que ninguno de ellos, empezando por El Mesías, ha hablado de nacionalizar y estatizar la banca; de aumentar el Impuesto Sobre la Renta (ISR); de aplicar su alza progresiva a los ingresos más altos; de convocar a los trabajadores urbanos y agrarios de México a organizarse en sindicatos y uniones campesinas y de restablecer los monopolios comerciales de Estado –como la Conasupo, el Inmecafé, Liconsa- para garantizar precios bajos en los productos de mayor demanda alimentaria y básica de las clases medias y pobres de México. El supuesto izquierdismo del Mesías, por el contrario, está prometiendo la reducción impuestos –posición inconfundiblemente de derecha en cualquier parte del mundo- a fin de no tocar los intereses de la oligarquía monopólica -“mafia del poder”- y afirmando que con solo combatir la corrupción y bajar los sueldos de los funcionarios públicos, resolverá los graves problemas de desarrollo de México. 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…