All for Joomla All for Webmasters

#GobiernoEspía

AMN.- El gobierno de Enrique Peña Nieto es un gobierno fisgón y delincuente. Espía hasta a los niños y les tiene pánico. Cree que los periodistas, luchadores sociales y hasta los menores de edad, somos terroristas en potencia. Vaya siniestra forma de pensar de un #GobiernoEspía.

foto-tiranc3ada-red 00000¿Será por órdenes de Estados Unidos?

Sí, a los periodistas nos están matando, y el gobierno esquizofrénico nos está espiando. Siente pasos en la azotea.

La nota principal del pasado lunes del diario norteamericano The New York Times, fue que “defensores de derechos humanos, periodistas, y activistas anticorrupción en México, han sido víctimas de un sofisticado software de espionaje comprado por el gobierno mexicano por tres agencias federales que pagaron 80 millones de dólares a la empresa israelí NSO Group, con la promesa de que su sistema espía sería utilizado solamente contra criminales y terroristas.

¡Ardió Troya! Se revelaría que los periodistas: Carlos Loret de Mola, Raymundo Riva Palacio, éste servidor, Carmen Aristegui e incluso el hijo menor de edad de la comunicadora, figuran entre los 88 intentos de infección entre 2015 y 2016, a través de un programa informático llamado Pegasus, que se descarga en los teléfonos móviles.

El escandalo contra el tiránico régimen peñista no se hizo esperar.

Presurosa la Presidencia de México, a través de un gatón que cobra como vocero del gobierno de la república ante la prensa internacional, Daniel Millán, saldría a negar las acusaciones, diciendo, en respuesta al influyente diario gringo, que "No hay prueba alguna de que las agencias del Gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje". "Condenamos cualquier intento de vulnerar el derecho a la privacidad de cualquier persona".

La de Daniel Millán, pareciera más bien una cínica declaración del gobierno peñista, un doble y perverso lenguaje, cuando sabemos que fue el propio Peña Nieto, quien como gobernador del EdoMex en el 2009, contrató servicios de espionaje, igual que su sucesor, Eruviel Ávila Villegas, gastando más de 25 millones de pesos de nuestros dineros públicos, para espiar a sus enemigos críticos, incluyendo menores de edad.

Yo me pregunto, ¿A qué le temen estos hijos de la renchitola?

Es cierto, todos los gobiernos en el mundo espían a sus ciudadanos, aunque violen la ley, pero eso de espiar a periodistas incomodos y activistas críticos del gobierno, está penado por la ley, más en éste caso cuando se nos da un estatus de terroristas.

Todos los organismos de inteligencia aquí y en China, son orejas del gobierno. En el caso de México, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Armada de México, y la Secretaría de Gobernación y sus orejas del Cisen y de la Policía Federal, espían a todas las figuras públicas, sean politicastros, empresarios, deportistas, artistas, intelectuales, activistas, defensores de derechos humanos y ecologistas, civiles, y sin faltar, periodistas que suelen ser como una piedra en el zapato para el gobierno.

Las empresas dedicadas a la comercialización de estos equipos, han hecho grandes negocios en México porque todo el que puede los compra, con el argumento de combatir la inseguridad. Una de ellas es la empresa italiana Hacking Team, tenía al Cisen como su principal cliente en el mundo, con un contrato inicial de un millón 300 mil euros (26 millones 60 mil pesos al tipo de cambio actual), hasta que la firma italiana fue hackeda en 2015.

Y como se nos acabó el tiempo, mañana le seguimos con las orejas del gobierno.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…