All for Joomla All for Webmasters

OREJAS DEL GOBIERNO

AMN.- ¿Qué son los Illuminati o la cofradía del ojo que todo lo ve?

Es la pregunta que me hacen mis tres lectores y radioescuchas, quienes sostienen que Enrique Peña Nieto milita en dicha cofradía en la que figuran los Rockefeller, los Cocaculeros, los Walton, los Warren Buffet, los Billgate, y tal y tal de las grandes élites políticas y económicas del mundo occidental.

oreja TINIMA20120927 0106 3Se trata de una rama de la masonería, que por cierto en México lleva a cabo algunas siniestras ceremonias secretas nocturnas, teniendo como escenario el cráter del Nevado de Toluca, en donde figuran 2 lagunas, en las cuales nadaba en general Lázaro Cárdenas, y hoy vedadas para los sencillos habitantes después de que Enrique Peña Nieto decretó la privatización de esa histórica reserva ecológica de México.

El ojo que todo lo ve es un poderoso símbolo esotérico que es ampliamente mal interpretado y mal utilizado hoy en día; pocos saben lo que representaba originalmente. En sus inicios, era un símbolo de un mayor poder espiritual o Dios, un atento vigilante de la humanidad. Actualmente tiene muchos diferentes significados. Hoy el ojo que todo lo ve es más probable que sea visto como un símbolo Illuminatide control y vigilancia por parte de las élites que en gran medida dirigen el espectáculo sobre este planeta en este momento.

Tal vez esto ayude a explicar cuál es la filosofía de los Illuminati y de Enrique Peña Nieto, dado a la tarea de vigilar o espiar, como el ojo que todo lo ve, a sencillos habitantes, luchadores sociales, políticos, artistas, deportistas, intelectuales y a periodistas incómodos, a través de un sofisticado sistema de software/malware capaz de apoderarse de su teléfono móvil para escuchar y ver todo lo que hacemos las 24 horas del día, para después chantajearnos, exhibirnos, y hasta asesinarnos.

Esas son las actuales siniestras orejas del gobierno, que están hasta en la sopa violando flagrantemente los derechos humanos, como la privacidad.

“¿A qué tipo de democracia aspira un Gobierno esquizofrénico que un día condena la violencia contra los comunicadores y el otro los espía para saber sus secretos?”

Es la pregunta que se hace mi colega, Luis Pablo Beauregard, en uno de sus artículos publicado esta semana en el diario español, El País. Y es también la interrogante que nos hacemos los mexicanos sobre un gobierno esquizofrénico que espía a quienes no debe espiar, y no espía a los que debe espiar, es decir, si el gobierno contrató a la empresa israelí NSO Group para intervenir teléfonos celulares, bajo la tiránica mentira de que era sólo para espiar a malandrines y terroristas. Yo me pregunto:

¿Por qué los mafiosos siguen sueltos y haciendo de las suyas, y por qué se asesina a los periodistas?

¿O quizá ese sistema de espionaje será para proteger a las mafias?

El escándalo por el espionaje por el régimen peñista, le está dando la vuelta al mundo, y México es exhibido como una nación en la que se violan, con la mano en la cintura, los derechos humanos.

¿Será necesario que los organismos internacionales como la ONU, intervengan para parar esa deleznable práctica del gobierno peñista que nos exhibe como una nación atrasada y en la que impera un régimen tirano?

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…