All for Joomla All for Webmasters

Meade deberá comprarse una muy buena chamarra porque el frente frío que se avecina será inclemente: RAC

Por: Armando Vargas Mora  //  Periodista  //  Analista político

Hoy el panorama político parece más que aclarado. Hace apenas unas semanas sabíamos que el único seguro en las boletas del primer domingo de Julio venidero se llama Andrés Manuel López Obrador, después vino el re destape de José Antonio Meade y, contra la opinión de buena parte de columnistas que decían que el entonces Frente Ciudadano por México estaba muerto. Finalmente “cuajó” la coalición del PAN, PRD Y MC y Ricardo Anaya Cortés será su candidato. Fueron tantas las dificultades que éstos partidos tuvieron que sortear que, el prestigiado periodista Leonardo Curzio catalogó la coalición de una verdadera proeza política.

5a1e557832100Uno de estos tres hombres será el próximo presidente de México, así, lo que sigue será una cascada publicitaria, nos darán una despiadada spotiza, vendrán algunas propuestas pero sobre todo, lastimosamente veremos las descalificaciones tan a la medida de la política mexicana.

Los aspirantes a una candidatura ciudadana o independiente de plano no pintan.

De lo ocurrido en estos días, no podemos negar que vamos de sorpresa en sorpresa, por lo dicho y los hechos de estos personajes a los que hoy sus partidarios les rinden pleitesía. De un José Antonio Meade que pide a priistas impresentables que “lo hagan suyo”, acudiendo a ese sindicalismo rancio para que muchos lo vitoreen, para que le aplaudan con “entusiasmo”,  hasta salieron a relucir esas maracas enmohecidas guardadas tal vez desde los tiempos de Fidel Velázquez. Parece increíble que Meade le diga a Carlos Romero Deschamps “hazme tuyo”, a la rata más grande que ha parido el sistema político mexicano ahí en Pemex, beneficiario actualmente de una senaduría que le da blindaje cuando menos hasta el año que viene en que termine su “gestión”.

 

Tenemos a un José Antonio Meade no nada más incapaz de desmarcarse de un evidentemente reprobado Enrique Peña Nieto, sino que además de su ronco pecho salió una de las canciones más hermosas que en mucho tiempo ha escuchado el presidente de todos los mexicanos, dijo: “el presidente Peña Nieto es el arquitecto del cambio y es un gran mexicano”. Y para no seguir con gasolinazos, devaluación de nuestra moneda, inflación y otras linduras en que el aliancista PRI-VERDE- PANAL indudablemente mucho ha tenido que ver, me quedo con el concepto que sobre él vertió Jorge Castañeda Gutman: “Meade es el candidato de la “complicidad” de gobiernos “corruptos y sanguinarios”.

Por eso suenan huecas las palabras de Meade cuando exterioriza que “no más corrupción, inseguridad, violencia y deuda externa”, todo ello alimentado precisamente por su “arquitecto”.

Por todo lo anterior es infantil creer en ese salto mágico que dio en las preferencias electorales que en estos momentos aparece, según algunos encuestadores, en un cercano tercer lugar.

De AMLO ya sabemos que tiene muchos años en campaña permanente y muchos piensan que a la tercera es la vencida, con él sus seguidores van a ciegas, igualmente sus detractores y adversarios lo descalifican totalmente. Es blanco y negro.

Y parece que López Obrador de verdad es inmune a todo y de todos, y si mañana fueran las votaciones el único ganador sería el tabasqueño. Como es genio y figura, es previsible que el peor enemigo de AMLO sea el propio AMLO. En estas condiciones vemos que no se inmuta ante las fuertes críticas, es más, sus fanáticos y seguidores hasta celebran sus dislates, como eso de promover una ley de amnistía para capos de la droga y otros delincuentes, hay quien, entre sus seguidores dicen que “es una magnífica idea, porque queremos ya la paz, al costo y a costa de lo que sea”. Como era de esperarse, muchos lo catalogan de locuaz y de no tener idea de lo que dice en este sentido, muchos se le fueron directo a la yugular. Igualmente dio a conocer con qué mujeres y hombres gobernará en caso de ganar las votaciones. Lo anterior, independientemente de que de inmediato se cuestionó su gabinete, nos parece un acto de congruencia política, mil veces éste método al usado por Enrique Peña Nieto que pensó que gobernar la república mexicana era lo mismo que gobernar el Estado de México, ¡Y ASÍ NOS FUE!, cargó con su “cerebro” que estaba en finanzas allá y lo nombró Secretario de Hacienda, Gerardo Ruiz Esparza, Alfonso Navarrete Prida, Alfredo Castillo Cervantes y Luis Miranda por mencionar solo unos, un gabinete de “amigos” y compadres, por eso es mejor como lo ha hecho AMLO, así sobre advertencia no hay engaño. Esto y los gobiernos de coalición son factibles.

 

Por eso nada nos debe extrañar de López Obrador que ha tomado como slogan el “becarios sí, sicarios no”, ofreciendo a los jóvenes que en la actualidad no tienen trabajo y mucho menos estudian la cantidad de $3,600.00, y doble cantidad para los llamados adultos mayores, igualmente anunció una deseable autosuficiencia alimentaria, concepto ausente desde los tiempos de Carlos Hank Gonzzález;  reiteró que descentralizará las instituciones, la creación de dos nuevas refinerías para poner un alto a la importación de gasolinas y la modernización de las seis existentes y por enésima ocasión enfatizó su intención de poner alto a las obras del nuevo aeropuerto, algo que indudablemente no les gustó a los empresarios con los que se pensó andaba de luna de miel, a Carlos Slim principalmente no le debió ser muy gracioso. En fin, repetimos, lo que para muchos son unos verdaderos disparates de un viejo loco y tonto, para otros es música para sus oídos, miel sobre hojuelas y la verdad a “pie juntillas”, les habla el iluminado, el rayito de la “Esperanza”.

 

Por último tenemos al queretano Ricardo Anaya Cortés, que para muchos en este quehacer político no ha sido muy cortés que digamos. Fue construyendo su candidatura desde hace cuando menos unos tres años en que le bautizaron como “el joven maravilla” –éste no llegó a la iluminación-, dejando en el camino una larga fila de cruces, muchos ahora se sienten damnificados y engañados, incluidos los dos ex presidentes panistas de quienes de inmediato se deslindó en las primeras de cambio como pre candidato, la misma Margarita Zavala a la que orilló a su salida del PAN en el que había militado por 32 años, sin olvidar los cinco senadores que se pusieron contentos cuando se les llamó “rebeldes” y que les achacan ser parte del nuevo PRIAN, elemental mentira porque en estos momentos son acérrimos rivales de Anaya y son más priistas que el mismo Meade Kuribreña. Inclusive el senador “panista”, refiriéndose a Ricardo Anaya Cortés expresó: “con ese cabrón ni a la esquina”.

Para los que se hacen llamar verdaderos panistas, Ricardo Anaya Cortés representa una bocanada de aire fresco, un sorprendente hombre que, a sus 38 años tiene una templanza a toda prueba, inteligente, estudioso, una oratoria aceptable y muy bueno en los debates, ésta podría ser la clave para los indecisos que son los que tienen realmente la última palabra en la madre de todas las elecciones, y los 13 millones de jóvenes que estarán en las urnas por primera vez.

En Ricardo Anaya muchos ven la viva imagen de la traición, del judas moderno, inclusive el gobierno federal se encargó de crearle entre la población un ambiente de enriquecimiento inexplicable y le hurgaron hasta a su familia política, a quienes investigaron un  capital acumulado después de ¡cincuenta años! De trabajos en México y España. Le achacan ser áspero y despiadado con sus adversarios políticos.

A pregunta expresa de que si metería a la cárcel a Peña Nieto respondió: “a la cárcel irán todos aquellos que hayan cometido actos de corrupción, tope en lo que tope”.

Por lo anterior Tanto AMLO como Meade deberán andar con mucho cuidado, a éste último le recetó un “Meade deberá comprarse una muy buena chamarra porque el frente frío que se avecina será inclemente”.

Y en contra partida, el Por México al Frente, propone un gobierno de coalición. Dentro de los fundamentos del gobierno de coalición  incluye que, todo el gabinete tendrá que ser aprobado por el senado de la república. Esto representa que el presidente ya no gobernará con sus íntimos amigos, con sus compadres o con sus cómplices en las corruptelas como es el caso actual.

Como es lógico de suponer, en un gobierno de coalición deberán figurar mujeres y hombres de todas las expresiones políticas, la creación de la figura de jefe de gabinete que, los que conocen dicen absorberá muchas de las funciones del actual secretario de gobernación y sería el segundo hombre más importante en el organigrama, de ganar el joven de Querétaro se dice que ahí estará nada menos que Miguel Ángel Mancera.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…