All for Joomla All for Webmasters

LAS CHACHALACAS NO MARCHARON EN SILENCIO.

Por: Ángel Trejo Raygadas//Columnista//Analista Político//Colaborador Huésped de AMN.

 

Diálogo.

 

¿Qué te pareció la nueva Marcha del silencio?

 

-Otra ocurrencia desastrosa en la que sus verdaderos organizadores no pudieron ocultar su manipulación en los estudiantes robotizados que utilizaron. Algo ridículo y ostentosamente pobre, porque ni siquiera lograron empatar a don Luis Echeverría y sus mariscales de campo en el movimiento estudiantil de hace medio siglo. Ni en número, ni en calidad insonora y ni en literatura gráfica pudieron superar a los loros con pico cerrado que el ministro subversivo utilizó entonces. El pobre muchacho que el jueves habló en el Zócalo leyó espantosamente mal las resoluciones de su consejo general, en cuyas líneas se advirtió la identidad política de quiénes mandaron a porros y dirigentes estudiantiles a levantar el bochinche.

 

 

UNAMMA¿Quiénes podrían ser los organizadores del conflicto universitario actual?

 

-Hablo de bochinche, no de conflicto. Sus organizadores obviamente no son los porros y los líderes estudiantiles del movimiento, sino quienes los mandaron a hacerlo, entre los cuales puede haber funcionarios del gobierno del GDF, del gobierno federal priista o dirigentes de partidos políticos y organizaciones sociales, entre los que podría hallarse gente de Morena, la franquicia político-electoral de la familia López Obrador. Es el mismo esquema político de manipulación juvenil utilizado en este país desde los años del caldo. En el equipo del presidente electo abundan dirigentes políticos y sociales especializados en esa materia, entre ellos su flamante futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, quien manejó porros para desestabilizar a la UNAM en los tiempos del rector Sarukhan. El pumita medio burro no IPN que leyó el 13 de septiembre en el Zócalo chachalaqueó a otros posibles instigadores del “movimiento estudiantil 2018” cuando agradeció al SME, a la CNTE y a los profesionales Padres de Ayotzinapa su apoyo logístico para organizar el remedo de Marcha del Silencio, en la que las chachalacas del sabio de Macuspana hablaron más de la cuenta.

 

¿Insistes en que el bochinche en la UNAM es urdido por gente del propio Presidente electo?

 

-Su gente o algunos de sus aliados de derecha, ultraderecha o “izquierda”. Los usos, costumbres y discursos de la llamada “izquierda mexicana”, llámese Morena, PRD, PT, MC y priismo socialdemócrata –el padre de todos estos engendros- se mostraron con toda claridad en la supuesta manifestación silenciosa, en la que se reciclaron consignas contra el gobierno federal priista para quizás acusar a Peña Nieto de mandar los porros que ahora incomodan él rectorado universitario de Graue.

 

¿Podría crecer el movimiento?

 

-No creo, porque todo indica que su programa es de uso político limitado, por ello se muestra laxo, controlado y hasta bobo, a fin de que no se desborde. Sin embargo, sus organizadores deberán tener cuidado de que en el futuro próximo agentes de provocación internos y externos no vayan a intentar aprovecharse de para encender una revuelta de mayor calado contra don Peje para advertirle que no se le ocurra desviarse del camino que la oligarquía nacional y gringa le trazaron. Hasta ahorita la transición está orden y la bolita universitaria no ha logrado trastocarlo, pero no hay que olvidar que de un bochinche estudiantil menor al del 3 de septiembre –el tochito de la Ciudadela el 22 de julio de 1968- comenzó arder la Ciudad de México durante 72 días continuos, y que en ese arguende mayor estuvieron metidos los gringos.

 

¿Sigues con la idea de que don Peje necesita de una acción política más o menos relevante para mostrarse como un presidente “con autoridad para conciliar, negociar y poner calma en el país”.

 

-Sí, desde luego, don Peje requiere de un golpe publicitario más o menos importante ya que la mayoría de sus promesas de campaña más llamativas se le han estado cayendo a dos y medio meses de su asunción a la Presidencia de la República. Lo único que hasta ahora le ha funcionado es su política de “austeridad republicana” en el Congreso de la Unión, donde sus gatitos de peluche están dando muestras de cómo comer sopas maruchan en topergüer y tortas de chilaquil con aguas de fruta, pues hasta el gobernador electo de Morelos, aquel futbolista que siempre andaba tirado y chillando en la cancha, le salió respondón y le rechazó al secretario general de gobierno que quería imponerle.

 

¿Qué son las chachalacas?

 

-Son unos pájaros muy boruquientos con las que alguna vez el actual Presidente electo comparó con Vicente Fox Quesada, su modelo de Presidente ignorante, demagogo y ocurrente.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…