All for Joomla All for Webmasters

Un grillo no canta el Himno a la alegría.

Por: Ángel Trejo Raygadas//Columnista//Analista Político//Colaborador Huésped de AMN.

Diálogo

¿Por qué se le están cayendo las promesas de campaña al Presidente electo?

-Porque la mayoría fueron hechas al vapor, con base en ocurrencias demagógicas y mentirosas, según su estilo de hacer política. La escasa preparación académica y, sobre todo, su creencia de que es una persona inteligente, lo han llevado a entender y conceptualizar mal lo que ocurre en el país, salvo alguna que otra cosa que sí percibe bien pero que probablemente atacará mal.

AMLOVER¿Un ejemplo de mala concepción?

-El más obvio está a la vista: tuvo que frenar sus consultas para “pacificar” al país por que la población afectada por la violencia criminal lo mandó al carajo con su tonta idea de solicitar “perdón” y “amnistiar” a los criminales. Con esta falla la sospecha de que es un hombre tonto se estatificó en bronce y granito a fin de que no queden dudas de que lo que anteriormente era un simple aserto hoy es un acierto confirmado. Su mala conceptualización del problema de violencia en el país procede de su deficiente preparación política, pues el perdón y la amnistía son fórmulas de solución a una guerra civil o para conflictos sociales y políticos más complejos, no conflictos penales individuales derivados de la comisión de delitos comunes que por mucho que estén extendidos configuran una guerra. En este ejemplo se evidencia las enormes limitaciones intelectuales del señor López Obrador. Esta es la razón por la que desde ahora se le están cayendo de la mesa las fichas de dominó y sus colaboradores con mayor nivel intelectual han tenido que operar con excusas para enmendarle la plana y aun contradecirlo. A un simple grillo, así sea el de Gabilondo Soler, no lo pongas a cantar el Himno a la alegría, porque sólo va a triturar el papel pautado, a comérselo y a chirriar. Eso mismo le pasó ya al burro con botas que gobernó entre 2000 y 2006, quien cada vez que abría la boca era para rebuznar.

¿Es también desacertado su proyecto de austeridad republicana?

-No en cuanto a la propuesta específica de evitar gastos excesivos del Estado, la burocracia y los programas de toda índole, sea asistencial, logística o infraestructural. Sí, en cuanto al alto contenido demagógico de un proyecto de político mediocre obstinado en parecerse a don Benito Juárez, quien emergió de dos sangrientas guerras civiles y de una invasión extranjera y supo crear un Estado moderno en México. Ese fue el mayor mérito de don Benito como estadista y patriota, no su “austeridad republicana”, la cual fue inherente a las terribles limitaciones económicas de ese Estado incipiente. La austeridad de don Benito fue una imposición económica natural e inevitable, no un programa. La de don Peje, quien ha vivido al menos 12 años continuos sin trabajar y con el probable financiamiento corrupto de gobernadores pri-perredistas y quizás también de los bolsillos de los ricachones de México, es sólo un discurso demagógico para curarse en salud y querer venderse como héroe nacional a futuro. Sin embargo, de llevar a cabo sus planes de desburocratizar al gobierno federal con base en la imposición de medidas drásticas y rápidas, su mala conceptualización de las cosas va a meter en graves problemas de empleo y subsistencia vital a decenas de miles de personas que no tienen la culpa de la mala administración pública federal pasada ni futura. En este asunto, así como en los de la contrarreforma educativa, el caso Ayotzinapa, la desaparición del sistema nacional de inteligencia del Estado, su prescindencia torpe del Estado Mayor Presidencial, el Nuevo Aeropuerto y en su empeño en retomar el control sobre los gobernadores de los estados de la República –sueño eminentemente priista- va a toparse con intereses económicos que pueden desestabilizar su estancia en el Zócalo.

¿Qué te parece su idea de residir en Palacio Nacional o cerca de este?

-¡Otro sueño güajiro, tonto y peligroso, derivado de su equiparación antistórica con don Benito!

¿Por qué?

-Porque se le ha olvidado que desde el movimiento estudiantil de 1968 los presidentes de México renunciaron a despachar ahí por razones de trabajo y seguridad personal, derivados de las protestas públicas de la gente. Su idea de que podrá vivir ahí falla también debido a su mala conceptualización, pues olvida que él no es don Benito y que éste pudo vivir ahí porque él sí fue héroe nacional probado, no un simple grillo pagado por la mafia del poder. No pocos de los 59 virreyes de la Nueva España, especialmente los del siglo XVII, supieron lo que es el pueblo mexicano encabronado. Por ello entre 1778 y 1788 fue construido el Castillo de Chapultepec, a fin de que los virreyes pudieran dormir bien alejados del bullicio y los motines populares. Dos de los motines más canijos se dieron en 1642 y 1692 y los virreyes tuvieron que salir en pijama del Palacio Virreinal. A ver cuánto le dura el gusto a don Peje de dormir en o cerca del Palacio Nacional, así como se están poniendo las cosas de feas antes del 1 de diciembre.

¿Tampoco estás de acuerdo en que viaje en aviones de servicio público o turístico?

-¡Por supuesto que tampoco estoy de acuerdo? El payaso pronto va a tener que darse cuenta que va a generar más problemas a los otros viajeros y que su seguridad personal va a quedar expuesta a las reacciones de la gente o a algún enemigo perverso. Más temprano que tarde va a tener que renunciar a este capricho supuestamente “republicano” ¿Tú crees que don Benito habría renunciado al Estado Mayor Presidencial, al Cisen y a un avión presidencial sólo porque cuestan mucho al erario público?

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…