All for Joomla All for Webmasters

El gran poder mágico de la prensa.

Por: Ángel Trejo Raygadas//Columnista//Analista Político//Colaborador Huésped de AMN.

¿Cuáles son las armas más eficientes de los políticos demagogos?

-La mercadotecnia, los medios de comunicación y, sobre todo, el uso de las medias verdades, las mentiras, los engaños y la tendencia de gran parte de la gente a desentenderse u olvidar lo que ocurre en el ámbito público. Estas armas son los mejores instrumentos políticos desde 1815 en Occidente.

PRENSA¿Por qué a partir de esa fecha?

 

-Porque fue en la batalla de Waterloo, que perdió Napoleón Bonaparte en junio de 1815 frente a la coalición monárquica medieval europea del siglo XIX, cuando la prensa emergió como el arma política más eficiente de los poderes fácticos en la lucha civil contra sus enemigos, según la reivindicación histórica de Francois-René de Chateaubriand en sus Memorias de ultratumba (1848). Desde entonces el uso político de la prensa equivale al uso táctico que el Gran Corso dio a la artillería en las guerras armadas del entresiglo XVIII-XIX: ablandar fortalezas, derribar muros, puertos, mercados, liderazgos y prestigios políticos. Hoy los medios de comunicación pueden ser aún más fatales en manos de poderes fácticos retrógrados y criminales, como ocurrió cuando construyeron a Hitler, cuando llevaron al poder en Estados Unidos a Ronald Reagan, a los dos Bush y más recientemente al pendolero Donald Trump. Estos terribles instrumentos de poder pueden lo mismo investir que desvestir santos, provocar guerras armadas, vender veneno con apariencia alimentaria o vitamínica y hacer de un político mentiroso e ignorante un jefe de Estado sabio, carismático, justo y democrático. En el pasado reciente México ya sufrió un engaño de ese tamaño y esa calaña con la fabricación político-mediática de Vicente Fox Quesada y hoy estamos ante una situación similar con la consagración presidencial de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

 

¿Por qué dices que la desmemoria de las masas opera como arma política?

 

-Porque los políticos se aprovechan de este hecho para mentir, usurpar y robar al Estado y a la mayoría de la población. Todo es posible porque las masas generalmente están ocupadas en sobrevivir, poco se ocupan por saber de los asuntos públicos y las oportunidades que tienen de influir en estos lo hacen a través de los procesos electorales. Sólo los grupos sociales o políticos bien organizados y bien informados suelen actuar con obsecuencia a lo que está ocurriendo.

 

¿Tienes algún ejemplo de la desmemoria de las masas?

 

-Actualmente hay varios ejemplos a la mano. A la gente, por ejemplo, ya se le olvidó que el flamante futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, construyó la Línea Dorada del Metro y que esta resultó mal hecha e inoperante en la ruta que corre por el oriente; de este señor, salinista neoliberal de siempre y difusor de las grandes cadenas de tiendas de autoservicio, fue asimismo promotor de la exclusiva zona residencial de Santa Fe, donde su futuro jefe presidencial, el señor López Obrador, estuvo previamente involucrado en el regalo de un terreno del gobierno capitalino (El Encino) a las empresas inmobiliarias, hecho que su maestro en el arte de foxear –Vicente Fox- aprovechó para intentar someterlo a juicio político en 2004-2005 a fin de impedir que fuera candidato presidencial en 2006. En esa oportunidad la prensa de México y EU arropó a AMLO para evitar que Fox lo quitara de la Jefatura de Gobierno del DF y lo elevara a mártir de la supuesta izquierda mexicana. A la ciudadanía capitalina ya se le borró de la memoria que el nuevo Fox mexicano, igual de proyanqui que su antecesor, estuvo involucrado en varios escándalos de corrupción, entre ellos el que protagonizaron René Bejarano, el “señor de las ligas”, el empresario argentino Carlos Ahumada y Carlos Imaz –el ex marido de la nueva jefe de gobierno de la CDMX, Claudia Sheibaum- quienes fueron sorprendidos cuando recaudaban dinero para la campaña presidencial de AMLO en 2006. Las mismas prácticas de alcabalismo político del Señor Peje volvieron a aparecer a principios de este año de la mano de la diputada veracruzana pan-morenista Eva Cadena, pero aun así la gente votó por la prístina Ave Blanca de los pantanos de los espacios públicos corruptos de México. Por eso digo que la desmemoria de la gente es un arma de los políticos demagogos y de sí misma, como más pronto que tarde empezará a verse en nuestro olvidadizo pueblo mexicano.

 

Pero lo de Bejarano pudo ser ajeno a López Obrador y los dineros que recogió de Ahumada debieron ser para él, no para su jefe.

 

-Quienes conocen a Bejarano saben que en ese tipo de asuntos fungía por cuenta del Jefe de Gobierno y saben, asimismo, que en lo personal quizás no sea un político o dirigente social corrupto. En cambio su jefe, El Peje, siempre se ha hallado rodeado de políticos con ligas y cartas oscuras en las manos, entre ellos Gustavo Ponce, su tesorero y apostador en Las Vegas; Carlos Ahumada, Carlos Imaz, Eva Cadena, entre otros. Ahora mismo ¿quiénes lo rodean? ¡Puros pájaros de cuenta, entre ellos Napoleón Gómez Urrutia, el líder obrero que jamás ha sido obrero y ahora es ciudadano de Canadá, a cuyos empresarios mineros sirve como dirigente charro de los mineros mexicanos; doña Elba Esther Gordillo; don Manuel Bartlett, Víctor Villalobos, míster Mosanto y Alfredo Romo, uno de los empresarios más desprestigiados de Monterrey! ¿Acaso esto es casual? ¿Es natural que un cisne de impecable plumaje níveo –como decía Salvador Díaz Mirón- comulgue con cuervos, zopilotes u otras aves de mal agüero?  

 

Pero todo lo que se sabe de malo de estos señores ha provenido de los mismos medios de prensa.

 

-Es cierto, los medios propalan los pros y contras de los personajes políticos vigentes a fin de justificar su función de “instrumentos de representación y opinión pública”. Pero todas estas acciones las realizan de acuerdo con los tiempos, intereses y objetivos de coyuntura que sus editores –la mayoría empresarios poderosos- les marcan con obediencia a sus intereses económicos del momento. Este año, cuando advirtieron que el “panista de izquierda” Ricardo Anaya no iba a ganar la elección, decidieron finalmente inclinarse a favor del candidato de la otra supuesta izquierda. Sin embargo, en cuanto éste empiece a desviarse apenas un poco de lo que esperan que haga, van a golpearlo igual que lo hicieron con Enrique Peña Nieto desde el principio del sexenio aún vigente (2012-2018). De esta forma la droga o chatarra política que hoy aún se ofrece como la solución milagrosa a los problemas más dramáticos de México –pobreza, desempleo, inseguridad pública- dejará de serlo en cuanto don Peje se aparte un ápice del guion que la “mafia del poder” le ha impuesto como Presidente de la República. Entonces los olvidos deliberados de la “opinión pública” profesional en el país volverán a ser igual de intensos que los sufridos por el priista en los pasados seis años y los personajes hoy reciclados como Ebrard, Bartlett, Doña Macabra, El Chapito, Esteban Moctezuma y Bejarano van a volver a revolotear en torno al eximio sucesor y discípulo de Vicente Fox en la Presidencia de la República.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…