All for Joomla All for Webmasters

EL REINO (DES)UNIDO

AMN.- El Reino Unido dividido por la salida de Inglaterra de la Unión Europea ha quedado fragmentado en mil pedazos y convertido en el Reino (des)Unido.

A Reino Unido se le conoce erróneamente como Inglaterra o Gran Bretaña. Pero, ojo, no confundir una con otra, puesto que Inglaterra es una de las cuatro naciones que lo conforman y Gran Bretaña sólo una pequeña isla.

farageSí, Reino Unido está conformado por cuatro naciones: Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte.

La cosa es que ese Reino Unido se desunió con el referendo que decidió la salida de Inglaterra de la Unión Europea, en el que el apoyo por la salida o Brexit fue de 51.9 por ciento, mientras que el 48.1 por ciento fue de la permanencia.

Gales apoyó mayoritariamente, la salida. Escocia e Irlanda del Norte, la permanencia. Así que Reino Unido quedó fragmentado en dos por una raquítica diferencia de 1.9 por ciento.

Ahora, el Reino (des)Unido no sabe a dónde ir.

Escocia, por lo pronto, quiere otro referendo y ya amenaza también por poner su mundo aparte del Reino Unido.

Así que una mala decisión de una raquítica mayoría podría llevar a la segunda economía de Europa a convertirla en cuatro economías que formarían parte del mundo de la chiquillada, es decir, de las economías chiquitas como Grecia, Luxemburgo, España, Portugal e Irlanda del Sur, entre otras.

Lo ocurrido en el Reino Unido nos dice claramente que en cuestiones democráticas no siempre las mayorías tienen la razón.

En la antigua Grecia, cuando se tenían que tomar decisiones importantes, se consultaba a la gente en una especie de palenque, en lo que se conoció como la democracia dirigida, y en una de esas consultas, la mayoría de los asistentes votó porque Atenas le declarase la guerra a Esparta, una nación vecina y amiga, que tuvo fatales consecuencias para Grecia.

En el caso de la nueva democracia en el Reino Unido, un enigmático y populista personaje fue fundamental para la salida de Inglaterra de la Unión Europea.

¿Su nombre? Nigel Farage, que con su partido UKIP fue capaz de cambiar el mapa político británico y crear una nueva configuración económica mundial. Cuyas consecuencias las vemos ya a corto plazo, pero los estragos serán sobre todo a largo plazo.

Nigel Farage es el Donald Trump de Inglaterra, pues es antieuropeo y, por ende, racista, que odia a los inmigrantes y a todo lo que huela a Islam. Como si el Islam fuese el cáncer de la humanidad. El grupo terroristas Isis no es el Islam, no suman ni el 1 por ciento de la población mundial de musulmanes -mil 600 millones-.

Los éxodos masivos que vemos hoy en Europa, provenientes de África, Asia, América e incluso de las naciones paupérrimas que conforman la Unión Europa son a razón de un imperio capitalista del mal, que ha arrastrado a la humanidad a modernas formas de esclavismo, incluyendo la explotación de la mano de obra que emigra hacia otras naciones para no morir de hambre en las suyas.

Ese fenómeno migratorio lo utilizó ponzoñosamente Nigel Farage para convencer a los ingleses de poner su mundo aparte de la Unión Europea y cerrar las fronteras inglesas a la pelusa. El Reino Unido es la sociedad más burguesa del mundo y ello explica el racismo de Farage y la mayoría de la indecisa sociedad británica.

La historia juzgará si Nigel Farage debe colgarse la bandera de la victoria o se irá con el sello de nacido para perder, que desunió al Reino Unido.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…