All for Joomla All for Webmasters

¿OTRA MARGARET THATCHER?

AMN.- “Más capitalismo y menos Estado”. Ese es, era y seguirá siendo el espíritu del acuerdo secreto entre Ronald Reagan, entonces mandamás de los yunaites, y la primera ministra británica, Margaret Thatcher, ocurrido al inicio de la década de los ochentas, que tenía como objetivo dominar al mundo no con ejércitos sino con el arma del capitalismo para depredar a los pueblos de la Tierra.

FUNERARIAS Y COCA-COLA

AMN.- La multinacional FEMSA, propietaria de Coca-Cola y la contaminadora cadena de tiendas Oxxo, anuncia con bombo y platillo su incursión en el mercado de los energéticos con Oxxo Gas.

Y como a la multinacional de las aguas negras del capitalismo le sobra dinero hasta pa’ aventar pa’ arriba, en San Pedro Garza García, Nuevo León, ya inauguró su primera gasolinera. ¿Y a quién cree que tiene como competidor? Pues a una gasolinera de Pemex. Sólo que en Oxxo Gas anuncian pomposamente con que ahí sí se venderán litros de a litro.

ECOCIDIO Y GENOCIDIO

AMN.- Océanos de plástico, con ese título la BBC Mundo acaba de publicar un artículo estremecedor en el que da cuenta de que en la era de lo desechable, los mares del mundo se están convirtiendo aceleradamente en los basureros más grandes de la tierra con más de 8 millones de toneladas de plásticos, y que para el año 2050 habrá más cantidad de plástico que de peces.

HERIDAS DE GUERRA

AMN.- Desde 1956, las chusmas guerrilleras hicieron de Colombia un polvorín social, político y económico.

Por doquier, y como hongos, surgían las guerrillas colombianas que se conocieron como chusmas liberales, conservadoras y regionalistas a las que se sumarían el Ejército de Liberación Nacional, las FARC y el Frente Nacionalista, que provocarían a lo largo de 60 años más de 10 millones de desplazados y heridas de guerra aún abiertas, aunque ya se hablé de una paz ficticia pactada y gestada en Cuba, entre algunos líderes de las FARC y el ingenuo y optimista presidente colombiano Juan Manuel Santos.

JUAN GARABATO III

AMN.- Con la reforma energética de Enrique Peña Nieto, que permitió la venta del crudo mexicano a los buitres de las transnacionales extranjeras, el Estado mexicano perdió el control de los energéticos y ahora son esos hambreadores los que obligan al gobierno a liberalizar el precio de las gasolinas en territorio azteca, provocando un mercado especulativo.

Caímos en las garras de los especuleros gringos. Es el resultado de la infame contrareforma energética peñista.

Subcategorías

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…